Sábado, 11 de Febrero de 2012

Protesta en Madrid contra las detenciones

Unas 200 personas se manifiestan en la Puerta del Sol

A. FLOTATS / AGENCIAS ·11/02/2012 - 23:01h

Un manifestante en la concentración de ayer. graciela del río

Unas 200 personas se manifestaron este sábado en la Puerta del Sol de Madrid para pedir la libertad de los nueve detenidos anteanoche en los disturbios registrados en las inmediaciones del Congreso de los Diputados tras una marcha no autorizada contra la reforma laboral. La protesta, que empezó a las ocho de la tarde y duró aproximadamente una hora y media, tampoco había sido comunicada a la Delegación del Gobierno por los convocantes, que se citaron a través de las redes sociales.

En esta ocasión, no hubo incidentes. La protesta estuvo custodiada por un fuerte dispositivo policial formado por ocho furgones de la Unidad de Intervención Policial (UIP), los llamados antidisturbios, que permanecieron apostados junto a la fachada principal de la Real Casa de Correos, sede de la Presidencia del Gobierno regional, aunque no llegaron a intervenir.

Los concentrados reclamaron la libertad para los arrestados y una huelga general contra la reforma laboral aprobada el viernes por el Consejo de Ministros y cuyos detalles se conocieron este sábado, tras su publicación en el BOE. Los manifestantes gritaron consignas como: "Basta ya de estado policial"; "Si tocan a uno, nos tocan a todos"; y "El pueblo unido funciona sin partido". Angustias, de 75 años, recordaba, por ejemplo, que "la ley es igual para todos" y se declaraba satisfecha de estar "entre chavales". En contra de lo que ocurrió el viernes, cuando hubo nueve heridos leves (de ellos, ocho eran policías), no se registró ningún incidente.

Explicaciones

Uno de los manifestantes, megáfono en mano, exigió que la delegada del Gobierno, Cristina Cifuentes, dé explicaciones sobre la actuación policial durante la manifestación del viernes. Al término de la concentración se leyó un manifiesto firmado por la Asamblea Popular del Barrio de Las Letras-15M en el que se reclamó que "no se criminalice a un movimiento social que vela por el ejercicio de los derechos de libertad de expresión, información, comunicación, participación en la vida pública y reunión".

Los activistas volverán a concentrarse este domingo al mediodía ante la puerta de los juzgados de la Plaza de Castilla, cuando se prevé que pasen a disposición judicial los nueve arrestados deñ viernes (todos ellos varones y mayores de edad), que están acusados de atentado contra la autoridad, lesiones y desorden público.

Según fuentes de la Jefatura Superior de Policía de Madrid, los detenidos (cuatro de ellos con antecedentes policiales) se encuentran en la Brigada Provincial de Información. Los incidentes del viernes comenzaron a la altura de la calle Cedaceros, cuando un grupo de participantes en la protesta intentaba acceder al Congreso de los Diputados, donde había un cordón policial.

Los policías intentaron identificar a uno de los manifestantes, momento en el que se produjeron protestas que terminaron con una carga policial.