Jueves, 4 de Octubre de 2007

Aznar vuelve al "España se rompe"

El ex presidente está preocupado por la "amenaza secesionista y la quiebra del Estado"

MARÍA JESÚS GÜEMES ·04/10/2007 - 23:25h

A cada frase, una crítica. Sin desperdicio. José María Aznar se despachó ayer a gusto contra el Gobierno y su presidente, José Luis Rodríguez Zapatero. La ocasión se la brindó la presentación del libro "España en primer plano. Ocho años de política exterior", del senador Alejandro Muñoz- Alonso.

Durante su intervención reinó el silencio. Sus palabras, contundentes, fueron un repaso en toda regla. Se burló del papel de Zapatero en política exterior, criticó la política económica del Ejecutivo socialista, habló del Sáhara, de la Monarquía, de las polémicas actas de su reunión con Bush...

Para llegar al quid de la cuestión. "No sería leal si no expusiera mi preocupación por los acontecimientos que hoy se están viviendo en España", señaló.

Profecía
El ex presidente del Gobierno se considera obligado a expresar su inquietud por "la amenaza secesionista, por la quiebra del Estado, por la fragmentación del sentido nacional. En definitiva, porque estamos viviendo una gran crisis nacional".

Como colofón, una de sus profecías. Si seguimos así, vaticinó, "no habrá un futuro de libertad, estabilidad y prosperidad". "Hoy, desgraciadamente, los españoles se preguntan de nuevo qué nos va a pasar en vez de preguntarse qué podemos hacer juntos", denunció ante un auditorio repleto de didirigentes del partido conservador, a excepción de Mariano Rajoy, que se encontraba en Barcelona, y de Manuel Fraga.

Para Aznar la culpa no es del lehendakari Ibarretxe sino de Zapatero porque se puede comprobar que "los que quieren acabar con España han decidido acabar primero con sus símbolos y los que debían defenderlos ofrecen diálogo y comprensión a secesionistas de toda índole y condición".
Como broche final planteó los objetivos que a su entender habrá que plantearse nada más recuperar el poder: "recomponer los platos rotos", "volver a ser un país del que uno se puede fiar" y "recuperar la senda que España tomó con la Transición y que se ha quebrado por la irresponsabilidad de los actuales gobernantes". Al PSOE le pide un favor: "que vuelva a creer en España y a defender sus interes".

Noticias Relacionadas