Viernes, 10 de Febrero de 2012

Timerman protesta ante Ban por la "militarización" británica del Atlántico Sur

EFE ·10/02/2012 - 21:35h

EFE - "Vine a Naciones Unidas para presentar una denuncia contra Gran Bretaña por la militarización del Atlántico Sur", dijo Timerman a la salida de la reunión de cerca de media hora que mantuvo con Ban. EFE/Archivo

El ministro argentino de Asuntos Exteriores, Héctor Timerman, se reunió hoy con el secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, a quien transmitió la protesta de su país por la "militarización" de las islas Malvinas y el Atlántico Sur por parte del Reino Unido y le presentó "datos" sobre "armas nucleares" británicas en la región.

A la salida de la reunión de cerca de media hora que mantuvo con Ban, a quien entregó una copia de una carta de protesta que más tarde presentará al Consejo de Seguridad, Timerman evitó, sin embargo, detallar ante la prensa los datos en materia nuclear que tiene en su poder el Gobierno argentino.

El ministro transmitió al máximo responsable de la ONU la preocupación de Argentina ante el hecho de que "en estos momentos, Gran Bretaña es la potencia militar más importante" que hay en el Atlántico Sur y le presentó "datos" sobre "armas nucleares" británicas en la región.

"Vine a Naciones Unidas para presentar una denuncia contra Gran Bretaña por la militarización del Atlántico Sur", dijo Timerman.

El canciller argentino agradeció al secretario general que durante el encuentro en la sede central de la ONU manifestara "su deseo y voluntad de intermediar entre Gran Bretaña y Argentina para lograr una solución pacífica" al conflicto sobre las islas Malvinas.

"Le transmití que contaba con Argentina, que acepta sus oficios de buena voluntad, y le dije que, si Gran Bretaña también los aceptaba, ya estábamos en el buen camino, el de la solución diplomática al problema, que es lo que busca Argentina", explicó Timerman.

Según el ministro, el secretario general también manifestó "cuán importante es el rotundo apoyo que tiene Argentina en la región" ante el conflicto con el Reino Unido.

"En ese sentido, me dijo que reconocía el apoyo incondicional de todos los países del continente, lo que daba mucha fuerza a la cuestión para que se resuelva de forma pacífica", agregó Timerman, quien en unas horas formalizará su protesta ante el Consejo de Seguridad de la ONU.

El secretario general de la ONU expresó igualmente su "preocupación" ante "los cada vez más fuertes intercambios de palabras" entre los Gobiernos de Argentina y el Reino Unido sobre el asunto de las Malvinas, según explicó la oficina del portavoz de Ban en un comunicado.

El máximo responsable de la ONU también manifestó su esperanza de que "los Gobiernos de Argentina y el Reino Unido eviten la escalada de esta disputa y resuelvan sus diferencias pacíficamente y a través del diálogo", según el comunicado.

Según avanzó el Gobierno argentino, el ministro está en la ONU para denunciar "la violación del Reino Unido de las cerca de 40 resoluciones de Naciones Unidas, que convocan al diálogo entre dicho país y Argentina para resolver pacíficamente el conflicto iniciado en 1833 con la invasión militar de las islas Malvinas".

Las gestiones del canciller responden a las medidas lanzadas por el Gobierno de Argentina ante la inminente llegada a las Malvinas del MS Dauntless, el destructor más moderno de la Marina Real británica.

Reino Unido y Argentina se han enzarzado en un cruce de acusaciones en vísperas del trigésimo aniversario de la guerra que les enfrentó en 1982 por la soberanía de las islas Malvinas y que dejó casi 900 muertos.