Sábado, 11 de Febrero de 2012

Otro All Stars para otro Gasol

Con 15 puntos y diez rebotes de promedio, el pívot se consolida como uno de los mejores 'centers' de la liga

ALBERTO CABELLO ·11/02/2012 - 10:00h

Marc Gasol celebra una canasta con su equipo, los Grizzlies. efe

Marc Gasol puede ser ya considerado como uno de los mejores pívots de la NBA. Una frase tan rimbombante presenta como sujeto a un personaje de más silencios que sonidos. De frases cortas, pero bien pensadas. Es un poco lo mismo que cuando está en pista: parece que no asoma, pero al contemplar las estadísticas al final del partido casi siempre ha tenido algo importante que decir.

Las tablas que dirimen la capacidad de los tipos de más de dos metros diez para ser determinantes sobre el parqué confirman la jerarquía del jugador de Memphis Grizzlies dentro de la liga. Era un título oficioso en virtud de pura aritmética. La presencia en un All Stars supone concretar toda esa catarata de sumas y divisiones en un nombramiento casi de boletín oficial: Marc Gasol representará a la Conferencia Oeste en el próximo partido de las estrellas de la NBA.

Las matemáticas concluyen que con su presencia en la pista su equipo se garantiza 15 puntos, 10,2 rebotes, 2,7 asistencias y 2,2 tapones. Por cosas así la directiva de los Grizzlies le puso a su disposición en su cuenta corriente 44 millones de dólares por las próximas cuatro temporadas. "Es un honor y estoy muy emocionado por poder representar a mis compañeros, a la ciudad de Memphis y a mi gente en casa", dijo Marc tras confirmarse su participación en el evento que este año se disputará en Orlando.

Así se escribe el último renglón de la biografía de un chico nacido para jugador de baloncesto, pero que tuvo que darse cuenta de que las condiciones innatas sin sacrificio ni esfuerzo suman cero. Es la historia de un chaval que hace diez años se tomaba la pelota y la cesta como el pasatiempo perfecto para después de la merienda en Memphis, mientras su hermano Pau viajaba, entrenaba o se preparaba para uno de sus primeros partidos en la NBA. Un gigante de más de dos metros que comprendió que un deportista profesional no puede comer lo que quiera cuando quiera y en la cantidad que se le antoje.

Cambió ese físico y de repente apareció un pívot con una coordinación y movimientos perfectos. Lo demás ya venía de serie en esa marca Gasol, que se ha convertido en un compendio de buenas maneras dentro de una pista de basket.

Como en todas las grandes historias siempre hay que añadir esa mano invisible que sitúa al personaje en el lugar adecuado en el instante señalado. Por ejemplo, esa llamada de Pepu Hernández para la selección española en 2006 después de la lesión de Fran Vázquez. Apenas jugó ese año en el Barcelona con Dusko Ivanovic en el banquillo y, de repente, la oportunidad de estar en ese grupo de 12 hombres de leyenda.

El desenlace ya está más que contado: medalla de oro en Japón y el alumbramiento de Marc Gasol, alejado de la capa protectora de Pau, como un jugador con apellido, pero también con nombre después de su extraordinaria defensa ante Sofo Schorchianitis en la final de Saitama ante Grecia. A mí el apellido no me pesa nada. A la gente sí le pesa, pero a mí no, al contrario. Yo estoy orgullosísimo de apellidarme Gasol y de ninguna manera me comparo con Pau", dijo días después de llegar a esa concentración.

No han pasado ni seis años de aquello, cuando ya está entre los elegidos para un All Stars de la NBA. Es motivo de aplauso, no de sorpresa. Su candidatura estaba bien fundamentada en su magnífica primera mitad de la temporada. Los entrenadores de la Conferencia Oeste han premiado su esfuerzo con este fin de semana de confeti y baloncesto. "Muchas felicidades a mi hermano Marc Gasol por ser elegido All Star esta temporada! No podría estar más orgulloso de él!", escribió Pau en su Twitter nada más hacerse oficial la elección de su hermano.

"Voy a divertirme. No es algo que le pase a uno todo los días", admite Marc. Un amistoso en el que lo más importante es divertirse, pero en el que ese duelo con Dwight Howard anticipará lo que podría ser el contacto mucho más en serio en los Juegos Olímpicos de Londres.