Jueves, 9 de Febrero de 2012

El Gobierno quiere una "red de voluntarios" de ayuda a maltratadas

La ministra Ana Mato expone la política contra la violencia de género

ANNA FLOTATS ·09/02/2012 - 08:00h

- EFE - La ministra de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad, Ana Mato, ayer, en la Comisión de Igualdad.

Además de psicólogos, policías, abogados y jueces, la política de lucha contra la violencia de género que prepara el nuevo Gobierno de Mariano Rajoy reservará un papel para personal voluntario. La ministra de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad, Ana Mato, anunció en la Comisión de Igualdad del Congreso que la Estrategia Nacional para la Erradicación de la Violencia de Género que pondrá en marcha su equipo incluye la creación de una "red de voluntarios".

"Hay muchas personas dispuestas a ofrecer su tiempo y solidaridad a estas mujeres [maltratadas] y a sus hijos, y a convertirse en un apoyo humano más", argumentó Mato. Aunque la ministra no especificó en qué consistiría el trabajo de estos voluntarios, sus palabras recuerdan a las de la alcaldesa de Madrid, Ana Botella (PP), que propuso (aunque luego rectificó) que fueran voluntarios quienes trabajan en determinadas instalaciones municipales.

El Ministerio doblará el personal de las unidades de violencia

La Federación de Mujeres Progresistas celebra la participación del voluntariado en la asistencia a mujeres maltratadas, "mientras ello no signifique la desaparición de puestos de trabajo". Además, este colectivo feminista señala por encima de todo la necesidad de que "sean profesionales quienes atiendan a mujeres víctimas de violencia de género. En el caso de que estas personas estén acompañadas de voluntarios, habrá que ver cómo y en qué términos", añade.

Más coordinación

La nueva estrategia contra la violencia machista, de la que Mato no ha concretado el presupuesto, incluirá también una comisión interministerial compuesta por los ministerios de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad, Justicia, Interior y Empleo y Seguridad Social. Su objetivo será "lograr la máxima coordinación y abordar todas las medidas a desarrollar por el Gobierno y en las conferencias sectoriales", apuntó Mato.

Otra medida pasa por incentivar las guarderías en los centros de trabajo

Como ya avanzó anteriormente, la ministra insistió en su apuesta por la atención inte-gral y especializada a los menores que son víctimas de maltrato. "Queremos que las necesidades específicas de estos menores estén presentes en todas las medidas y actuaciones que se lleven a cabo", afirmó. En su propósito por elaborar un plan personalizado para las mujeres víctimas de violencia machista, el Ministerio creará una red nacional para potenciar las unidades de coordinación y de violencia dependientes de las delegaciones de Gobierno en las comunidades autónomas, provincias e islas.

Esta red hará un seguimiento personalizado de cada situación de violencia en colaboración con las administraciones autonómicas y locales. Sin mencionar ninguna partida presupuestaria, Mato anunció que "se duplicará el personal de estas unidades de violencia de género" .

En el terreno laboral, la ministra explicó que promoverá un plan estatal de guarderías en los centros de trabajo para facilitar la conciliación de la vida familiar y laboral, que incluirá incentivos fiscales para aquellas empresas que adopten medidas en este ámbito. La Reforma Laboral que el Consejo de Ministros aprueba hoy contará también con un Plan de Empleo para las mujeres, avanzó Mato, que busca ayudar a los 2,3 millones de mujeres que están en el paro.