Jueves, 9 de Febrero de 2012

Las autoridades neozelandesas embargan una mansión al fundador de Megaupload

EFE ·09/02/2012 - 02:47h

EFE - El alemán Kim Schmitz, fundador de la popular página de descargas MegaUpload, cerrada por un supuesto delito de piratería informática. EFE/Archivo

Las autoridades neozelandesas embargaron hoy una lujosa mansión al fundador del portal Megaupload, Kim Schmitz, quien afronta en detención un proceso de extradición a Estados Unidos por supuesta piratería informática y crimen organizado.

El Ministerio de Desarrollo Económico de Nueva Zelanda explicó que el embargo, que responde a una orden emitida la semana pasada por el Alto Tribunal de la ciudad de Auckland, permitirá inspeccionar, tasar y asegurar como garantía esta propiedad.

Unas semanas antes de su detención Schmitz, conocido como Kim Dotcom, compró esta mansión situada a las afueras de Auckland por unos 3,3 millones de dólares (2,5 millones de euros), según Radio Nueva Zelanda.

Hoy también se decomisaron motos acuáticas, otro coche y joyas.

El Ministerio precisó que la propiedad embargada es distinta a la mansión en la que fue detenido Dotcom junto a tres ejecutivos de Megaupload, como parte de un vasto operativo internacional realizado el mes pasado que incluyó el cierre de su portal y la detención de dos supuestos cómplices en Europa.

Poco después, la Policía neozelandesa decomisó coches de lujo, obras de arte, armas, ordenadores y otros bienes valorados en unos 13 millones de dólares (10 millones de euros) de Dotcom, a quien también le han congelado sus activos en otras partes del mundo.

Las autoridades estadounidenses consideran que Megaupload ha causado más de 500 millones de dólares (377 millones de euros) en pérdidas a la industria del cine y de la música al transgredir los derechos de autor de compañías y obtener con ello unos beneficios de 175 millones de dólares (132 millones de euros).

Dotcom comparecerá nuevamente ante la justicia neozelandesa en unas dos semanas por la solicitud estadounidense de extradición.

De aprobarse la extradición, Dotcom y los tres ejecutivos de Megaupload serán juzgados en Estados Unidos por varios delitos, desde relación con el crimen organizado y blanqueo de dinero, hasta violación de la ley de derechos de propiedad intelectual.

Mientras Dotcom afronta su proceso de extradición, las autoridades neozelandesas permitirán que la mujer del informático alemán, que está embarazada de mellizos, y sus hijos sigan viviendo en la lujosa mansión que alquila la familia de Dotcom y en la que fue detenido el informático.