Jueves, 9 de Febrero de 2012

El Bilbao aplasta a un pésimo Madrid

Unicaja cae en Siena (84-69)

 

RAMIRO VAREA ·09/02/2012 - 06:31h

Carroll controla un balón, ayer en Bilbao. EFE

El partido terminó 93-69, pero se acabó a los diez minutos, los que duró el primer cuarto. El Real Madrid perdía entonces por 20 puntos (34-14). Una losa demasiado pesada para remontar, incluso para un equipo mayúsculo como es el de Pablo Laso. Anoche, los blancos fueron desar-bolados desde el primer segundo por el Bilbao, que fue una apisonadora. El conjunto vasco está en el Top 16 de la Euroliga por méritos propios.

Ayer, en una exhibición de baloncesto, el Bilbao sorprendió a uno de los equipos más anotadores de la competición, que siempre se sintió incómodo en la pista. El Madrid tardó tres minutos en anotar su primera canasta, pero entonces ya perdía por diez puntos. Los de Laso estaban noqueados. Sin batuta en la dirección de Llull, sin juego interior, con un ataque precipitado y un porcentaje pésimo en lanzamientos exteriores, los madrileños asistían incrédulos a un varapalo inesperado. Todo lo contrario que el Bilbao, que fue superior en todos los aspectos del juego. Lejos de disminuir, la diferencia creció aún más en el segundo cuarto. Al descanso, el resultado era demoledor: 52-26.

La segunda mitad fue más de lo mismo. El equipo de Katsikaris bajó el listón, pero ni por esas lo aprovechó el Madrid, que en algún momento de su calvario llegó a perder por 31 puntos. Sólo Velickavic aguantó el chaparrón con dignidad. Con el partido perdido, los blancos intentaron defender los 16 puntos del average (89-73 en la ida). Se pusieron las pilas e intentaron recortar una diferencia abismal. Tampoco lograron ese objetivo.

La derrota deja muy tocado al Madrid, que cae a la tercera posición del grupo F, superado por el Bilbao. Ambos se jugarán la clasificación.

Tampoco tuvo un buen día Unicaja, que perdió ante el Montepaschi Siena (84-69). Ya sin opciones en la Euroliga, los malagueños sucumbieron frente a uno de los favoritos al título.