Miércoles, 8 de Febrero de 2012

Gallardón insiste en restringir el aborto sin cortar derechos

M. Á. MARFULL / V. PI ·08/02/2012 - 22:00h

En la primera sesión de control al Gobierno de la legislatura, el PSOE centró en la reforma del aborto sus primeras precupaciones. La socialista Carmen Montón acusó al Gobierno de querer "retroceder 25 años en los derechos de las mujeres". "Quieren que sea una cuestión de permiso, supeditada a la decisión de terceros, y deje de ser un derecho", reprochó a Gallardón. "Pretenden que, con el rodillo de su mayoría absoluta, el resultado sea más restrictivo y peligroso que la situación de 1985", advirtió.

"Su contrarreforma es muy preocupante porque vuelve a instaurar la inseguridad jurídica para las mujeres y profesionales sanitarios y vuelve a abrir la puerta al aborto clandestino", aseguró Montón. "Y con menos acceso a métodos anticonceptivos, como la píldora del día después, no conseguirán castidad, sino más embarazos no deseados", concluyó la portavoz de Igualdad del Grupo Socialista.

Las feministas dicen que el PP hace caso de «la misoginia» de la Iglesia

¿Se reabre la posibilidad de prisión para las mujeres que aborten? El PSOE entiende que la amenaza existe con la reforma, que volverá a la ley de supuestos. Gallardón aseguró este miércoles que no. "Ninguna mujer irá a la cárcel", afirmó. El ministro de Justicia señaló que el Ejecutivo que preside Mariano Rajoy "no va a retroceder ni en la defensa de los derechos de la mujer, ni tampoco en los derechos del concebido y no nacido, sino que va a buscar una solución jurídica en el caso en el que ambos entren en conflicto". "Sí que es un retroceso eliminar uno de esos dos derechos", insistió Gallardón.

Protesta

Las declaraciones de Gallardón provocaron el rechazo de feministas y profesionales. Una setentena de ellas han firmado un manifiesto en el que acusan al Gobierno de obedecer "a la misoginia tradicional de la Iglesia".

"Ninguna mujer irá a la cárcel", justifica el ministro en el Congreso

Varias de estas asociaciones se reunieron el lunes con un cargo del Ministerio de Justicia para mostrar su "preocupación por las reformas", explica la presidenta de la Asociación de Mujeres Juristas Themis, Ángela Cerrillos. "No queremos que las mujeres tengan que volver a abortar fuera de España", justifica.

Por su parte, el presidente de la asociación de clínicas abortistas ACAI, Santiago Barambio, recuerda que siempre se han dado alternativas al aborto a las mujeres, y con la norma actual, "aún más". Esta obliga a dar un sobre a las mujeres donde constan ayudas a la maternidad, para que reflexionen durante tres días antes de abortar. Barambio critica la imagen "frívola" que está dando el PP de quienes abortan: "No son mujeres que se vayan felices a abortar".

Para la presidenta de la Federación Estatal de Planificación Familiar, Isabel Serrano, el cambio de ley "es muy ideológico". Serrano recuerda que siempre se dice a la mujer que no tiene por qué abortar. "Van creando un globo sonda falso", critica.

Además, decenas de asociaciones han convocado para mañana concentraciones en una treintena de ciudades, contra los recortes en el área de Igualdad y contra la reforma de la ley.