Jueves, 9 de Febrero de 2012

El PP tumba una moción en el Senado para el cierre nuclear

La propuesta del PSOE suponía acabar con la energía atómica en España en 2028

AGENCIAS ·09/02/2012 - 10:03h

El Pleno del Senado rechazó ayer una moción del grupo socialista en la que se instaba al Gobierno a fijar un horizonte de cierre gradual de las centrales nucleares al cumplir los 40 años de diseño, o antes si los exámenes técnicos detectaran circunstancias que lo aconsejaran. La moción fue rechazada con los 167 votos en contra del PP y CiU, y contó con 82 a favor, del PSOE, Grupo Mixto, Amaiur, más tres abstenciones. La propuesta suponía que, entre 2013 y 2028, debería cesar la actividad del parque nuclear español.

El senador del PSOE Jesús Alique aseguró que España "está en condiciones" de cerrar todas las centrales nucleares al final de la vida útil, empezando por Santa María de Garoña (Burgos) en 2013 y acabando con Trillo (Guadalajara). El PSOE proponía que la demanda de energía se cubra con ciclos combinados o con renovables, y que el cierre del parque atómico sea financiado por las empresas que gestionan energías maduras, como la hidráulica o la nuclear.

El senador socialista defendió la apuesta "clara" de su grupo por las renovables

El senador socialista defendió la apuesta "clara" de su grupo por las renovables, que ayudan a reducir una dependencia energética del exterior que, en la actualidad, y si se suman las importaciones de uranio, "se acerca" al 90%. En este sentido, defendió que la energía nuclear "no es barata, ni segura, ni limpia y, a pesar de las décadas de experiencia, todavía tiene problemas"; y señaló que la inversión privada, sin respaldo público, es "obviamente poco atractiva". "Apostamos por un sistema eléctrico en el que cada vez tenga menos peso la nuclear, la dependencia de los hidrocarburos", aseguró.

La moción socialista incorporaba tres enmiendas, de la Entesa, de CiU y del grupo mixto. Joan Saura, senador de Entesa del Progrés de Catalunya, propuso que en 2020 el 50% de renovables cubra las necesidades energéticas del país, porque España exporta energía eléctrica desde hace seis años. "Esta propuesta no es ni marginal ni está fuera de tiempo", afirmó. "Podemos y queremos eliminar la energía nuclear" porque España tiene "el doble de la potencia instalada que utiliza" y exporta energía a países como Francia, Marruecos o Andorra, dijo. Asimismo, mostró su convencimiento de que la "contrarreforma energética del PP va a fracasar" porque el futuro no son las nucleares.

"Una veleta"

Por su parte, el senador del PP José Ignacio Palacios calificó la moción del PSOE de "innecesaria" y ha acusado al grupo de ser a este respecto "una veleta" porque ha dado un giro de 180 grados del Gobierno a la oposición. Al mismo tiempo, defendió que, mientras el Consejo de Seguridad Nuclear (CSN) considere que una planta es segura y que la empresa titular piense que la inversión es rentable, "pueden ampliar la vida útil o de diseño".

Palacios abogó por alcanzar un mix energético equilibrado en el que se tengan en cuenta "todas las fuentes de energía" y que sea un suministro "seguro, respetuoso con los objetivos medioambientales y competitivo". El senador del PP, en todo caso, afirmó que "ni por parte del Gobierno ni de las empresas eléctricas" se plantea en este momento la construcción de nuevas centrales, y ha "invitado" a todos los grupos de la Cámara, y en especial al PSOE, a que "entre todos" se pueda alcanzar un pacto de Estado en energía.

Noticias Relacionadas