Miércoles, 8 de Febrero de 2012

Vacuna multicomponente contra el meningococo B aumentaría protección

Reuters ·08/02/2012 - 17:15h

Una novedosa vacuna contra el serogrupo B del meningococo genera una respuesta inmune protectora y puede administrarse junto con las inmunizaciones infantiles de rutina, señalan investigadores que recientemente completaron un estudio amplio en Europa.

"Esta vacuna podría brindar a los bebés mayor protección contra la enfermedad meningocócica, más allá de la protección obtenida por las vacunas actualmente aprobadas", escribieron los expertos en Journal of the American Medical Association.

El equipo explica que si bien hay disponibles vacunas efectivas que se basan en polisacáricos capsulares contra los serogrupos meningocócicos A, C, W e Y, el polisacárido del serogrupo B es poco inmunogénico y falta una vacuna efectiva para los cinco serogrupos más frecuentes de la bacteria Neisseria meningitidis, o meningococo.

La inmunización evaluada en el actual estudio multicéntrico, denominada 4CMenB, contiene tres agentes novedosos identificados por secuenciación genómica que se expresaron en la superficie del patógeno en una cepa epidémica de Nueva Zelanda.

El doctor Matthew Snape, de la University of Oxford en Gran Bretaña, y colegas asignaron al azar a 1.885 bebés para que reciban 4CMenB a los 2, 4 y 6 meses o a los 2, 3 y 4 meses, ya sea de manera conjunta o intercalada con las vacunas infantiles de rutina, mientras que a un quinto grupo sólo se le aplicaron las inmunizaciones de rutina.

Más del 99 por ciento de los niños de los diferentes grupos que recibieron 4CMenB tenían actividad bactericida contra dos de las cepas de referencia, y entre el 79 y el 82 por ciento (según el esquema de vacunación) tenía respuesta contra la tercera cepa, informaron los investigadores.

Los niveles de anticuerpo al cuarto componente aumentaron entre 135 y 191 veces en los distintos grupos que recibieron la vacuna 4CMenB.

En cuanto a las respuestas a las vacunas de rutina administradas junto con 4CMenB, el equipo halló que no fueron inferiores a cuando se aplicaron las inmunizaciones rutinarias solamente, excepto por una respuesta disminuida a un componente de la vacuna antineumocócica heptavalente y al antígeno pertactina en la vacuna contra la pertussis.

Según si la vacuna 4CMenB se administró sola o con inmunizaciones de rutina, se produjo fiebre luego del 26 al 61 por ciento de las dosis.

El doctor Snape y sus colegas señalan que este efecto colateral común pero temporal debe sopesarse contra el menor riesgo de una infección poco habitual pero potencialmente letal, y ser comunicado cuidadosamente a los padres si se implementa la vacuna como de rutina.

Los autores de un editorial -doctores Amanda C. Cohn y Nancy E. Messonnier de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de Estados Unidos (CDC por su sigla en inglés)- indican que a diferencia de otras vacunas meningocócicas, 4CMenB no es una vacuna conjugada. No produciría inmunidad de rebaño y serían necesarias dosis de refuerzo para mantener la protección.

Dicho esto, concluyeron los editorialistas: "La licencia anticipada de esta vacuna en Europa y otros países implica que por primera vez habrá vacunas disponibles para prevenir los cinco serogrupos que causan la mayoría de las enfermedades meningocócicas a nivel mundial".

El estudio fue financiado por Novartis Vaccines and Diagnostics. Varios de los autores del estudio, incluido el doctor Snape, informan relaciones financieras con ésta y otras empresas.

FUENTE: Journal of the American Medical Association, online 7 de febrero del 2012