Miércoles, 8 de Febrero de 2012

Visto, dicho y oído

·08/02/2012 - 09:57h

PUBLICIDAD - No entiendo por qué la frase de advertencia que figura en este anuncio televisivo de yogures –"Simplificación de la realidad"– desaparece cuando acaba su publicidad; me parece fatal que no se quede en nuestras pantallas y nos acompañe a lo largo de nuestra experiencia catódica. Por si en algún momento alguien cree que está viendo la realidad televisada, y no: es solo su reducción.


NOTICIAS / LA SEXTA - Suerte que, aunque la realidad nos llegue simplificada en reducidas píldoras de desfachatez, siempre podemos recurrir a la capacidad expansiva de la ficción. Suerte que ‘La Sexta’ lo ha entendido y ha sabido alternar en su parrilla la inspiración original –Levante, Camps, Fabra, Gurtel– y la obra resultante: ‘Crematorio’. Así se entiende todo mejor, y da mucho más miedo.


¿QUIÉN QUIERE CASARSE CON MI HIJO? / CUATRO - Veía ‘¿Quién quiere casarse con mi hijo?’ y no dejaba de imaginar títulos alternativos que incluyeran la palabra ‘asesinar’. Asistía estupefacto a ese desfile de analfabetismo ofensivo maternofilial y, cuando pensaba que ya era insuperable, llegaba ese momento en que él le toca la teta a ella y le dice: "lo vamos a arreglar", con más silicona, por supuesto. ¡PUAJ!