Miércoles, 8 de Febrero de 2012

Cospedal paraliza la Ley del Agua que evitaba más trasvases

Las Cortes regionales, controladas por el PP, reclaman al Congreso la retirada del texto

IÑIGO ADURIZ ·08/02/2012 - 04:47h

Dolores de Cospedal.

Las Cortes de Castilla-La Mancha han optado finalmente por la vía rápida para poner fin a la tramitación de la Ley del Agua aprobada cuando la región la gobernaba el socialista José María Barreda. La Cámara, en la que ahora tiene mayoría el PP, refrendó ayer una resolución por la que se acuerda la retirada de esa proposición de ley que estaba a la espera de ser tramitada en el Congreso de los Diputados para su aprobación definitiva.

La presidenta castellano manchega y número dos de los conservadores, María Dolores de Cospedal, ni siquiera ha esperado a que el pleno de las Cortes incluyera en su orden del día la propuesta de su grupo, que establecía un procedimiento a seguir para la retirada de las proposiciones de ley de Castilla-La Mancha que estuvieran en trámite en la Cámara Baja. Ha decidido exigir la retirada de la Ley del Agua directamente.

A las 16.30 horas de ayer, media hora antes de que comenzara el pleno, la Mesa del parlamento regional convocó una reunión urgente para incluir la paralización del texto en el orden del día. La iniciativa del PP llegaba justo una semana después de que el ministro de Agricultura y Medio Ambiente, Miguel Arias Cañete, anunciara la intención del Gobierno de aprobar un nuevo Plan Hidrológico Nacional (PHN), que inmediatamente celebró la propia Cospedal.

Competencia regional

Ese plan nace con la intención de aprovechar los excedentes hídricos de algunas comunidades autónomas para abastecer a otras a través de trasvases. Iría por tanto en contra de la Ley del Agua que había aprobado Castilla-La Mancha en marzo de 2011, y que atribuye al Gobierno regional la competencia en el uso y gestión del agua que transcurre por la comunidad evitando, además, nuevos trasvases desde la región.

Con la iniciativa que presentó ayer el PP, Cospedal se inclina por el PHN. Los socialistas de la comunidad consideraron que, de esa forma, la dirigente conservadora prima su condición de número dos del PP a nivel estatal sobre la de presidenta de Castilla-La Mancha.

El portavoz del Grupo Socialista en las Cortes, José Luis Martínez Guijarro, señaló que "estas urgencias y prisas por aprobar" la retirada de la Ley del Agua del Congreso "sólo responden a una razón": que el de ayer era "el último pleno del Parlamento regional antes de que se celebre el congreso nacional del PP". Los socialistas castellano manchegos consideraron que Cospedal "lo que quiere es asistir a ese congreso con la proposición de ley retirada, poniendo en bandeja los intereses de Castilla-La Mancha para poder seguir siendo secretaria general de su partido", concluyó Martínez Guijarro.