Martes, 7 de Febrero de 2012

La esposa de Asad apoya a su marido y fomenta el diálogo, según un mensaje

EFE ·07/02/2012 - 10:19h

EFE - La primera dama siria, Asma Al Asad, interviene en la inauguración de la I Conferencia Internacional para el Desarrollo en Damasco en 2010. EFE/Archivo

Asma Asad, esposa del presidente sirio, Bachar al Asad, ha hablado por primera vez sobre la situación en Siria y ha manifestado su apoyo a su marido, según un mensaje enviado al diario "The Times" por un intermediario suyo.

En el mensaje, Asma Asad resalta que "el presidente es el presidente de Siria, no es una facción de sirios y la primera dama le apoya en esa función".

Asma Asad, criada en el Reino Unido, expresó su posición sobre la rebelión en un correo electrónico que hizo llegar al periódico desde su despacho en Siria.

En su mensaje, Asma Asad expresa su pleno apoyo a Bachar al Asad y afirma que fomenta el diálogo en Siria.

El periódico "The Times" señala que la nota ha sido recibida con repudio por parte de expertos sirios y activistas de la oposición, que la acusan de una "hipocresía intolerable", mientras las fuerzas de Asad han intensificado los ataques contra los rebeldes.

"La apretada agenda de la primera dama está aún centrada en apoyar las distintas organizaciones de beneficencia con las que siempre ha estado relacionada y el desarrollo rural, y también apoya al presidente como es necesario", agrega.

"Estos días ella está igualmente involucrada en tender puentes y animar el diálogo. Ella escucha y conforta a las familias de las víctimas de la violencia", subraya el escueto mensaje.

Según el periódico británico, Asma Asad, de 36 años, ha aprobado el texto después de que el rotativo se preguntase la semana pasada en un artículo cómo era posible que una mujer inteligente y educada, criada en un país liberal como el Reino Unido, pudiera pensar en la masacre, la tortura y el encarcelamiento de miles de manifestantes.

Asma Asad es hija de un médico cardiólogo, vivió en el barrio de Acton (oeste de la capital británica), es suní y su familia es oriunda de Homs, la ciudad más castigada por los ataques.

De acuerdo con el periódico, gente que conoce bien a Asma Asad está segura de que ella ha leído el artículo de "The Times".

La mujer del presidente sirio estudió en un colegio privado de Londres, en el Imperial College, y trabajó en el banco de inversión J.P.Morgan antes de casarse con Bashar al Asad unos meses después de que éste asumiera el poder en 2000.

Ante la situación en Siria, EEUU ha decidido cerrar su embajada en Damasco y retirar a su personal diplomático, mientras que el Reino Unido ha llamado a consultas a su embajador en Siria, aunque el Reino Unido no cerrará su legación diplomática.