Lunes, 6 de Febrero de 2012

Contador, sentenciado

El TAS, tribunal supremo deportivo, impone al ciclista español la máxima condena: dos años de suspensión

ÁNGEL LUIS MENÉNDEZ / EFE ·06/02/2012 - 21:00h

El ciclista antes de comenzar la primera etapa de la Iberostar Challenge, el domingo, en Palma de Mallorca. Manu Mielniezuk / AP

Alberto Contador sabía que es imposible demarrar de la severa Ley Antidopaje, pero decidió intentarlo. No coló. Este lunes el Tribunal de Arbitraje Deportivo (TAS) dictó por fin sentencia y condenó al ciclista español a dos años de suspensión por haber dado positivo por clembuterol en un control efectuado durante el Tour 2010.

La resolución tiene efecto retroactivo desde el 25 de enero del 2011 fecha en la que la Federación Española de Ciclismo (RFEC) propuso una sanción de un año que Contador rechazó y también se tiene en cuenta el periodo de suspensión provisional acatado entre 2010 y 2011 (cinco meses y 19 días), así que el madrileño podrá volver a correr el próximo 6 de agosto. La sanción conlleva para el deportista de Pinto la imposibilidad de disputar el Tour 2012 y los Juegos Olímpicos de Londres, así como la pérdida del título obtenido en la ronda francesa de 2010 y el Giro de 2011. El TAS es el máximo tribunal deportivo, así que a Contador sólo le queda la vía de la justicia ordinaria suiza. Dispone de un plazo de 30 días.

La sanción es retroactiva, así que el pinteño podrá correr el 6 de agosto

El castigo, conocido sobre las 12 del mediodía, revolucionó el mundo del deporte hasta incendiar las redes sociales en internet. Lo que enredó el asunto y, a la postre, provocó numerosas reacciones a favor de Contador y en contra del TAS fue la confesión del organismo jurídico internacional reconociendo desconocer las circunstancias concretas que provocaron el positivo de Contador.

El TAS, en su intento de justificar la tediosa espera de una decisión que ha tardado 565 días en ser publicada, generó una confusión innecesaria y artificial. Así, el artículo 2.1.1 del reglamento de la Agencia Mundial Antidopaje (AMA) organismo que, junto a la Unión Ciclista Internacional (UCI) ha ejercido de acusación contra Contador especifica que "es deber del deportista asegurar que ninguna sustancia prohibida entra en su organismo y no es necesario demostrar intención, falta ni negligencia". Es decir, un positivo supone, casi automáticamente, culpabilidad.

El tribunal, formado por el israelí Efraim Barak (presidente), el suizo Quentin Byrne-Sutton y el alemán Ulrich Haas, examinó un informe de 4.000 páginas, producto de los cinco días de vista celebrada en Lausana, sede del TAS, en noviembre pasado y concluyó que la defensa no ha podido probar que no se cometió una infracción del reglamento sobre dopaje. Testificaron Contador, científicos, testigos y varios ciclistas.

El TAS apunta a "suplementos nutritivos" como origen del dopaje

Una de las poca vías de perdón es precisamente a la que se aferró Contador. Pero lo hizo con una base muy débil. El corredor madrileño mantuvo desde el primer instante que la mínima cantidad de clembuterol 50 picogramos (0,00000000005 gramos por mililitro) hallada en su muestra de orina se debía a una contaminación alimentaria, Concretamente, a la ingesta de un chuletón contaminado con la sustancia prohibida, que es utilizada de forma ilegal por algunos ganaderos para engordar las reses. En respuesta a esta línea argumental, el TAS señala que "contrariamente a otros países, principalmente fuera de Europa, España no es conocida por tener un problema de contaminación por clembuterol de la carne de vacuno. Además, no existe ningún otro caso de deportista que haya ido a un control antidopaje con resultado positivo por clembuterol causado por el consumo de carne de vacuno española".

El Tribunal también rechazó la posibilidad apuntada por la UCI y la AMA de que el positivo de Contador fuera producto de una transfusión sanguínea, práctica ilegal utilizada para mejorar el rendimiento. "Tanto la contaminación de la carne como la transfusión sanguínea son altamente improbables", expone el TAS en su comunicado.

"Sobre la base de las pruebas producidas, la presencia de clembuterol fue causada más probablemente por la ingestión de suplementos nutritivos contaminados", concluyó Matthieu Reeb, secretario general del TAS. Se trata de una conjetura más, toda vez que en la sentencia se afirma varias veces que todos esos suplementos energéticos que declaró haber proporcionado Astana equipo de Contador a sus corredores durante el Tour estaban limpios de clembuterol y no se ha podido identificar si el pinteño tomó por su cuenta alguno contaminado.

El TAS aún debe pronunciarse, en fecha por determinar, sobre la demanda interpuesta también por la UCI de imponer una multa al ciclista español de 2.485.000 euros.

Contador habla hoy

Contador recibió la noticia en su domicilio de Pinto, arropado por familiares y amigos. "Alberto está hecho polvo", aseguró Abelardo, tío del corredor, horas después de conocida la sentencia. Fran, hermano y representante del ciclista, declaró en la Cope que "Alberto lo tiene claro y no va a dejar el ciclismo". La única versión buena y válida al respecto, la del propio afectado, se conocerá esta tarde a partir de las 19.30, hora fijada para el comienzo de una rueda de prensa convocada por Contador en un hotel de Pinto.