Lunes, 6 de Febrero de 2012

El temporal de nieve obliga a 90 personas a refugiarse en un hotel de montaña

EFE ·06/02/2012 - 09:31h

EFE - Las bajas temperaturas registradas la pasada noche en Teruel han heecho que se formasen placas de hielo al congelarse la nieve caída ayer en la ciudad.

Unas noventa personas, entre las que se encuentran dieciocho niños y cuatro mujeres embarazadas, han estado incomunicadas desde ayer por la tarde en el paraje de Xorret de Catí, en Castalla (Alicante), y han pernoctado en un hotel del lugar ante la imposibilidad de regresar en coche por el temporal de nieve.

Estas personas, procedentes de toda la provincia alicantina y que habían subido ayer en vehículos particulares a Xorret de Catí para disfrutar de la nieve, regresarán hoy a sus casas después de que los efectivos de seguridad y la Guardia Civil hayan accedido al enclave, situado a unos mil metros sobre el nivel del mar.

Tras llegar a la zona, los medios movilizados han atendido las necesidades más inmediatas de los excursionistas, a los que han llevado medicamentos, alimentos energéticos, agua y leche, sobre todo para las cuatro mujeres embarazadas y los dieciocho niños.

Uno de estos excursionistas, Jesús Soto, ha relatado a Efe que se vieron obligados ayer a refugiarse en el hotel, donde trabaja una decena de personas, ante la imposibilidad de circular con el coche por las dos carreteras de acceso a la zona desde los municipios alicantinos de Petrer y Castalla.

Ambos accesos quedaron impracticables por el temporal de nieve y la gruesa capa de hielo.

"Lo que comenzó siendo una nevada se convirtió en una tempestad. No podíamos bajar en coche por la gran cantidad de hielo y nieve, y por los vehículos cruzados que bloqueaban la carretera", ha dicho Soto.

Los equipos de emergencia y una máquina quitanieves trabajan esta tarde para despejar las dos carreteras de acceso al paraje para que los noventa turistas y los diez trabajadores del hotel puedan abandonar las instalaciones de Xorret de Catí, tras haber pasado una noche "caótica", según Soto.