Lunes, 6 de Febrero de 2012

Apenas 400 delegados decidieron sobre la elección directa del líder

La propuesta de elegir al secretario general en primarias fue rechazada por 268 votos en contra y 155 a favor

CAROLINA MARTÍN ·06/02/2012 - 01:51h

Un grupo de delegados en la reunión plenaria de ayer del 38º Congreso del PSOE. Inma Mesa

Hubo "mucho debate y muchas ideas" en el 38º Congreso del PSOE, señaló ayer uno de los ponentes de la comisión sobre el modelo de partido, Óscar López, minutos antes de que fuera elegido secretario de Organización del partido.

En cifras lo hubo. De las 16.000 enmiendas que quedaron unificadas en casi 13.000 se incorporaron a la ponencia casi el 80% entre aceptadas, transaccionadas y subsumidas, según informó el partido. Otra cuestión es entre quiénes se produjo el debate y cuántos votaron las resoluciones que han salido del cónclave socialista y que fijan las líneas maestras de la nueva etapa que arrancó ayer.

Óscar López asegura que el debate sobre primarias internas sigue abierto

Un militante, un voto

La propuesta que se debatió sobre la elección del secretario general por primarias que llevó el castellonés Xavier Serralvo fue rechazada finalmente, después de haber pasado el trámite de la comisión al haber obtenido más del 20% de los apoyos (no porque se aprobase). En el plenario, poco más de 400 delegados votaron esta enmienda, que obtuvo 155 a favor y 268 en contra. De estos números se desprende que hubo una fuga de delegados a partir de cierta hora.

Por el momento los socialistas son reticentes al principio "un militante, un voto" que defienden algunos afiliados para elegir de manera directa al líder. Alfredo Pérez Rubalcaba no lo llevaba en su programa y sostiene que puede inducir a "choque de legitimidades". Entre sus defensores, destaca el secretario general del PSM, Tomás Gómez.

Una conferencia concretará el modelo de partido antes del verano

López señaló en rueda de prensa que "no se cierra la puerta" a ese debate. "Son asuntos que podemos tratar", subrayó, en la conferencia de organización anunciada para antes de verano.

Revisar el Concordato

Como elemento para fomentar mayor calidad democrática, los delegados acordaron ayer proponer que las confesiones religiosas "tengan el mismo tratamiento fiscal" que otras instituciones. Con esto se lograría que la Iglesia tuviese, por ejemplo, que abonar el Impuesto de Bienes Inmuebles del que ahora está exenta. López remarcó que los compromisarios habían aprobado "de manera entusiasta" la propuesta de revisar los acuerdos entre España y la Santa Sede.

Los delegados aprobaron que haya paridad en los cabezas de lista

Banco Público

Varias enmiendas iban encaminadas a la creación de un banco público. Finalmente, se aprobó la creación de una institución financiera estatal casi un eufemismo que "concrete y coordine" la acción de varias instituciones para facilitar el crédito a los emprenedores. La comisión de economía fue de las primeras en acabar porque se habían alcanzado acuerdos mediante transaccionales. En este ámbito, se aceptó la idea de que si el Estado ayuda a una entidad financiera, en su consejo de administración tienen que sentarse representantes públicos.

Economía

Los socialistas decidieron sustituir la "economía de la prosperidad" término que no gustaba a muchos delegados por "economía sostenible del bienestar". También apostaron por modificar el sistema fiscal y plantearon una reforma de la tributación de la renta y la riqueza, que persiga eliminar la penalización de las rentas del trabajo y simplificar el sistema tributario para equiparar la tributación de todas las rentas.

Igualdad sin cremallera

En el plenario se aprobó procurar "la presencia equilibrada de hombres y mujeres" en la cabeza de listas al Congreso y al Senado. De las listas cremalleras, que proponían las Feministas del PSOE no se recogió nada.