Domingo, 5 de Febrero de 2012

La nieve hunde el techo de una iglesia en Cantabria y deja 4 heridas

Catorce comunidades autónomas y Melilla siguen en alerta naranja y amarilla a causa de las nevadas, el viento, el hielo y el frío

PÚBLICO ·05/02/2012 - 17:26h

Una intensa nevada, que comenzó sobre las nueve de la mañana, está dificultando el tráfico en la ciudad de Burgos.-Santi Otero/EFE

El temporal de frío, viento y nieve que afecta a gran parte de Europa mantiene hoy en alerta meteorológica a 39 provincias españolas, si bien las temperaturas darán hoy un pequeño respiro al experimentar un moderado ascenso, sobre todo en el oeste peninsular. La cota de nieve estará situada hoy en 300 metros en el extremo nordeste, entre 400 y 700 metros en el resto de la mitad norte y por encima de 800 en el resto de la Península. Las nevadas afectarán hoy sobre todo a Asturias, León, Palencia, Burgos y Cantabria, mientras que en Menorca soplarán vientos intensos.

Ayer cuatro mujeres resultaron heridas (tres leves y otra con un corte en la cabeza) en Matamorosa (Cantabria) al desplomarse por el peso de la nieve el techo de una iglesia. La acumulación de nieve fue también la causa del derrumbe del techo de la pista de hielo instalada en la Plaza de España de Palma de Mallorca. Afortunadamente no había nadie en el interior del recinto, de forma que no hubo que lamentar daños personales, informa Efe.

En cuanto a los transportes, las comunicaciones marítimas de Menorca con Mallorca y la Península quedaron restablecidas ayer una vez que amainaron las rachas de tramontana que dificultaban la navegación. Sin embargo, las carreteras de acceso a Francia desde Catalunya, la AP-7 y la A-2 se cerraron hasta la pasada medianoche al tráfico de camiones a petición del Gobierno francés debido a la nieve caída en el municipio de Pertús, en los Pirineos Orientales.

Más de 250 muertos

Mientras, en el resto de Europa los problemas en las infraestructuras y el transporte se multiplicaban como consecuencia del temporal, que desde hace nueve días no da tregua en el continente. Además seguía aumentando el número de muertos por las inclemencias meteorológicas, que ya superan los 250. Tan sólo en los tres países más golpeados por la ola de frío, Ucrania, Polonia y Rumanía, se informó ayer de 23 nuevos fallecimientos.