Domingo, 5 de Febrero de 2012

Carmen Posadas llama a la concordia entre hombres y mujeres en Santa Águeda

EFE ·05/02/2012 - 14:48h

EFE - Las alcaldesas de Zamarramala bailan tras la quema del "pelele" que representa las malas conductas de los hombres, durante la fiesta de Santa Águeda en la que las mujeres toman el mando.

La escritora Carmen Posadas ha hecho hoy un llamamiento a la concordia entre hombres y mujeres, durante la fiesta de Santa Águeda que se ha celebrado en Zamarramala, declarada de interés turístico nacional, y donde se reivindica la igualdad y se proclama la guerra a la violencia machista.

Desde 1227, los habitantes del barrio de Zamarramala, antes municipio, conmemoran la conquista del alcázar, entonces bajo dominio musulmán, gracias a la intervención de las mujeres, que entretuvieron a los vigilantes mientras sus esposos lo asaltaban.

La tradición dice que por eso las zamarriegas mandan un día al año, en honor a la mártir de Catania, mientras que el hombre es ridiculizado, representado por un pelele, un muñeco de paja que es prendido y que hoy representaba al capitán del recién hundido Costa Concordia, Francesco Schettino, según algunas mujeres.

Con calles y tejados nevados, la fiesta ha comenzado cuando las mujeres han ido a buscar a las alcaldesas, este año Fuencisla García y Beatriz Fernández, junto con los músicos, que luego se han juntado con el párroco, Juan Santos Cuesta García, para acudir a la iglesia y sacar en procesión a la imagen de la santa.

Frente a una bella panorámica de Segovia, la comitiva religiosa se ha detenido justo ante el alcázar, la proa de ciudad amurallada, con el fondo de la sierra del Guadarrama, para realizar el juego de banderas y alabardas arrebatadas a los moros.

Aquí, por primera vez, las alcaldesas, ataviadas con el traje típico de segoviana y tocadas con montera, han bailado una jota delante de Santa Águeda, que también ha presidido la misa.

En un estrado colocado en la plaza de las alcaldesas, junto a las autoridades, las mujeres han entregado a Carmen Posadas el "Matahombres de oro", que simboliza un alfiler que utilizaban ellas para sujetarse las enaguas y con el que se defendían de los hombres cuando querían entrar en sus exclusivos bailes.

"Concordia" ha sido la base del discurso de la ganadora del Planeta y autora de obras como "Juego de niños" o "Literatura, adulterio y una tarjeta Visa Platino" e "Invitación a un asesinato", quien se ha confesado como "posfeminista".

Posadas ha señalado que cree "en el feminismo femenino, no en el de confrontación, el del discurso de las mujeres son más listas sensibles o eficaces, sino que somos distintos, lo que tenemos las mujeres les falta a los hombres, y al contrario".

Para la autora este es el espíritu de Zamarramala, el momento en que colaboraron hombres y mujeres por una causa común, porque, ha insistido, "somos diferentes ni mejores ni peores, esa es la grandeza, nos complementamos".

Ha reconocido que aún quedan batallas por ganar, como la de la violencia machista, pero en un día de fiesta ha preferido exhibir un discurso de reconciliación y trabajo en común.

Posadas, en declaraciones a los periodistas, ha dicho que las mujeres siempre han estado muy presentes en la literatura, más que en la pintura o en la música, desde Safo en adelante, aunque es ahora cuando hay más escritoras que exponen su punto de vista.

Quizá la fiesta de Santa Águeda, que ha atraído a unas 2.000 personas, se haya celebrado en su pleno ambiente por la nieve, como sostiene Posadas, pero a las alcaldesas poder presidir los actos hoy les ha puesto el corazón al rojo vivo.

Para Fuencisla García se trata de un día emocionante a más no poder y este servicio, siendo del pueblo, es algo que siempre está en la mente de las mujeres que lo habitan, esperando impacientes el día que las va a tocar.

García y su compañera Beatriz Fernández han mantenido que hay que ir dando pasos pero reconocen avances en igualdad, en el día a día, mientras que han subrayado que la fiesta de Zamarramala tiene como valores los de la "igualdad, tolerancia y respeto".

Cándido López, nieto del que fuera mesonero mayor de Castilla, ha recibido el título de "Ome bueno e leal", como presidente de los empresarios de hostelería, y el grupo de folclore Ronda Segoviana, que ha cumplido su veinticinco aniversario, ha oficiado el pregón, a base de coplas y tonadillas.

El frío, como es habitual, se ha combatido con el vino y la típica tajada de chorizo cocido y pan de hogaza, servido en numerosos establecimientos, algunos de los cuales han optado hoy por no sacar mostradores a la calle, debido a la baja temperatura.

Por Aurelio Martín