Sábado, 4 de Febrero de 2012

Rubalcaba, elegido secretario general del PSOE por 22 votos de diferencia

El exministro ha ganado por 487 votos frente a los 465 obtenidos por Carme Chacón. En la votación se han registrado dos votos en blanco y uno nulo.

PUBLICO.ES ·04/02/2012 - 15:39h

Alfredo Pérez Rubalcaba será el próximo secretario general del PSOE por 22 votos de ventaja. El exministro ha ganado por 487 votos (51,16%) frente a los 465 obtenidos por Carme Chacón (48,84%). En la votación se han registrado dos papeletas en blanco y una nula. El 99,98% han sido, por tanto, válidas. Finalemente han votado 955 delegados, uno menos de los 956 que tenían derecho a voto.

Rubalcaba sucede en la secretaría general a José Luis Rodríguez Zapatero, que abandona la política activa tras once años y medio al frente del PSOE.

Pocos minutos después de ser elegido, Rubalcaba ha insistido en la idea de que pilotará "un partido fuerte", como ya había mencionado en su discurso de la mañana, y ha alabado que en los últimos meses no ha visto "brazos caídos entre los militantes". Rubalcaba ha agradecido el apoyo a los que le han votado y a los que se han decantado por Chacón. "Gracias Carmen por tu trabajo de estas semanas y por tu discurso de hoy", ha dicho a su rival.

Rubalcaba acepta el nuevo reto con "orgullo y responsabilidad" y aspira a ser como "Felipe González, Joaquín Almunia y José Luis Rodríguez Zapatero". En su intervención ha reclamado "unidad" y "cambio". "Este ya es un acto de la unidad porque soy el secretario general de todos los socialistas, de todos, y cambio porque estamos haciendo un Congreso importantísimo".

Carmen Chacón ha felicitado a través de Twitter al nuevo secretario general del PSOE y ha llamado a los militantes a trabajar, a partir de ahora, "todos juntos por el PSOE".

Las urnas se han cerrado a las 15:43 horas después de que los 956 delegados hayan introducido su papeleta en favor de Carme Chacón o Alfredo Pérez Rubalcaba, los dos únicos aspirantes a liderar el socialismo español después de sufrir, el pasado 20 de noviembre, la derrota electoral más contundente de su historia.

Han votado 955 delegados, uno menos de los 956 que tenían derecho a voto

El recuento de los 956 votos se ha demorado durante más de hora y media sobre el horario previsto —Griñán ha atribuido el retraso a que los votos se han contando "manualmente"— y en el recinto donde se celebra el 38 Congreso del PSOE se han desatado primero los nervios y, más tarde, los rumores acerca de nuevos recuentos, mientras la comisión electoral hacía su trabajo a puerta cerrada.

El PSOE ha elegido a su nuevo líder poco más de dos meses después del  descalabro electoral del 20-N y prácticamente huérfano de poder territorial tras los comicios muncipales y autonómicos de mayo.

Hasta el inicio de las votaciones los partidarios de ambos candidatos aseguraban contar con los respaldos necesarios para convertirse en el cuarto secretario general socialista de la democracia, después de Felipe González, Joaquín Almunia y José Luis Rodríguez Zapatero.

El PSOE del futuro

Previamente a la votación cada uno de los aspirantes ha dedicado poco más de 45 minutos a desgranar la estructura del PSOE que aspiran a construir: Rubalcaba no se ha salido un milímetro de su guión habitual: muchas ideas, propuestas y una sorpresa de última hora al pedir que se replantee el acuerdo que España mantiene con la Santa Sede. "No es el momento de liderazgos personalistas, nunca he creído en salvadores", ha comentado para abundar: "Se trata de una tarea colectiva, me oiréis decir muchas veces el nosotros y pocas el yo".

Carme Chacón ha optado por un discurso más vibrante en las formas. La exministra ha defendido la necesidad de "un cambio urgente" en el partido, al que, junto a la crisis económica, ha responsabilizado de la derrota electoral del 20-N. Chacón ha asegurado que no se presentaba para gestionar "una travesía del desierto", ha defendido las políticas sociales llevadas a cabo aplicadas por el Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero y ha abogado por una España laica.

La votación ha estado supervisada por un miembro de la comisión electoral en cada urna, junto a un representante de la Secretaría de Organización del PSOE que ha sido el encargado de comprobar la identidad. Esa comisión, formada por Juan Vicente Guillén (Teruel), Jesús Gutiérrez (Asturias), Ruth Porta (Madrid), Francisco Javier Conejo (Málaga) y Natividad Pérez (Albacete), ha realizado el escrutinio en una sala protegida por inhibidores para que no se produjeran filtraciones.

Noticias Relacionadas