Sábado, 4 de Febrero de 2012

Al calor del Camp Nou

 Pese al frío externo, el Barcelona confía en calentar el ánimo con una victoria en casa

NOELIA ROMÁN ·04/02/2012 - 16:00h

El Barça ha recurrido a los calefactores para proteger el césped del Camp Nou de los efectos del frío siberiano. efe

Las no siempre fiables previsiones meteorológicas anuncian que esta noche (22.00 horas, La Sexta/Autonómicas), cuando el Barcelona y la Real Sociedad comparezcan en el Camp Nou, los termómetros no superarán los cero grados. Frío casi extremo para la capital catalana, acostumbrada como está a vivir en la bondad del sol mediterráneo. Frente a ese frío llegado de Siberia, Pep Guardiola y sus muchachos persiguen fútbol y goles para calentar la noche y una Liga cuyo líder, el Real Madrid, contemplan ahora a siete puntos. La distancia, se supone, debería tener en el equipo azulgrana un efecto estimulador similar al que los calentadores han obrado estos días sobre el césped del Camp Nou y el caldo, en los espectadores.

Claro que, este curso, el Barça no ha encontrado lugar más acogedor que su propio estadio, escenario de nueve victorias y un único empate. Y Guardiola centra sus esfuerzos en intentar que sus jugadores logren imponerse a la dureza de tanto partido seguido. "Sólo el calendario nos impide estar más finos", asegura el técnico. Como nunca antes había sucedido, su equipo ha saldado con tres empates los tres últimos partidos (dos de Copa y uno de Liga). Pero Guardiola mantiene que el tono del Barça sigue siendo "muy bueno", sentencia igualmente aplicable a Leo Messi, según el entrenador, pese a que el argentino no haya marcado en esos mismos encuentros.

"Leo está bien; es un jugador superior a los demás y, cuando no marca, da goles", le defiende el de Santpedor. "Y juega tanto porque a su entrenador le gusta mucho que esté en el campo, y a los espectadores y a sus compañeros, también", prosigue. "Y, como, además, jugar es su única inquietud, yo no quiero que esté triste", concluye. Messi, pues, formará en el once azulgrana de esta noche, que seguirá sin Iniesta y Pedro además de Villa, Afellay, Fontàs y Keita, pero recuperará a Xavi, satisfecha ya su necesidad de descansar. Lo agradecerá el Barça que, ante la Real, sumó su primer empate en la Liga. "Era el primer partido tras el parón y nos costó mucho", recuerda Guardiola. "Llegan a banda y centran, tienen buena salida de balón, centrales atrevidos y buena llegada por dentro", apunta.

La montaña de Montanier

De momento, los condicionantes internos del Barça no modifican su imagen exterior: sigue siendo el conjunto de referencia, la "montaña alta" que, según Philippe Montanier, todos aspiran a conquistar. No es una excepción su equipo, pese a la mala estadística que acumula en el Camp Nou ni un solo triunfo en 21 años y apenas un empate en las 16 últimas visitas, y a sus bajas. Sostiene el técnico de la Real que enfrentarse al Barça de Guardiola, "el mejor equipo del mundo y quizás de toda la historia", es un "reto profesional y una suerte".

"Todos quieren jugar este partido y, aunque ganarlo parezca misión imposible, sabemos que en el fútbol todo es posible", recuerda el galo, que acometerá su particular misión sin Zurutuza, Mariga e Illarramendi en la medular. En defensa, Demidov y De la Bella andan con problemas. Delante, Montanier recupera a Xabi Prieto y confía en no tener que renunciar a Agirretxe, su máximo goleador.