Viernes, 3 de Febrero de 2012

Ares desmiente con rotundidad que el País Vasco esté en riesgo de quiebra

EFE ·03/02/2012 - 13:05h

EFE - El presidente del PNV, Iñigo Urkullu, durante la rueda de prensa que ha ofrecido hoy en Bilbao, en la que ha asegurado que su partido "tiene constancia" de que la situación económica del Gobierno vasco reviste una "extrema gravedad" por el "déficit desbocado" y la "falta de recursos" existentes, y ha afirmado que ve riesgo de "quiebra inminente".

El consejero del Interior del Gobierno vasco, Rodolfo Ares, ha desmentido hoy "rotundamente" que Euskadi esté en riesgo inminente de quiebra, tal y como ha asegurado el presidente del PNV, Íñigo Urkullu, a quien ha acusado de intentar desprestigiar al Ejecutivo de Patxi López y a Euskadi.

"Euskadi no está en quiebra", ha zanjado Ares en declaraciones a los medios durante el 38 congreso federal del PSOE, que se celebra en Sevilla, y ha negado que el Gobierno vasco haya hecho ninguna llamada angustiosa al PNV en ese sentido, como ha dicho Urkullu.

Ha acusado en esta línea a Urkullu de "manipular" la situación y ha sostenido que la coyuntura financiera del País Vasco "desde luego no es la que él describe".

Ares ha admitido que el País Vasco está pasando dificultades, como todos los gobiernos autonómicos, pero ha dejado claro que "todo el mundo conoce la situación de Euskadi", mejor que tras comunidades autónomas.

Según ha explicado, el Gobierno de López hace más de dos años y medio que lleva planteando al PNV y a otros partidos como el PP medidas para afrontar reformas sobre la fiscalidad o la lucha contra el fraude y poder tener más recursos, y "nadie puede decir cosas que no son ciertas".

Además, ha recalcado que todas las conversaciones que han tenido con los diversos partidos "se han planteado con toda transparencia y con toda claridad".

Pero nada tiene que ver esa posición política conocida -ha subrayado- con un intento del PNV y de su presidente para "desprestigiar al Gobierno y desprestigiar la solvencia de Euskadi" a través de "la manipulación".

"Urkullu está siempre más preocupado en atacar y combatir al Gobierno vasco aunque sea a través de la manipulación que en arrimar el hombro para salir de la crisis y que todas las instituciones trabajen juntas para afrontar la grave situación", ha apostillado.

En este sentido, se ha comprometido a seguir trabajando para buscar acuerdos "con todos aquellos que quieran arrimar el hombro", después de insistir en que la situación del País Vasco es complicada, como la de todas las autonomías, pero "es una comunidad solvente y, desde luego, no está en quiebra".

"Para nada, desde luego lo desmiento rotundamente", ha reiterado Ares.

Urkullu ha asegurado hoy que su partido "tiene constancia" de que la situación económica del Gobierno vasco reviste una "extrema gravedad" por el "déficit desbocado" y la "falta de recursos" existentes, y ha afirmado que ve riesgo de "quiebra inminente".