Viernes, 5 de Octubre de 2007

Carod lanza actividades de cara a 2014 presentando una biografía sobre Companys

EFE ·05/10/2007 - 00:42h

EFE - El presidente de la Generalitat de Cataluña, José Montilla (d), conversa con el presidente de ERC, Josep Lluís Carod-Rovira. EFE

El vicepresidente del gobierno de la Generalitat, Josep Lluís Carod-Rovira, ha dado hoy inicio a las actividades conmemorativas de cara al año 2014, presentando una biografía del ex presidente catalán Lluís Companys y haciendo un elogio de la Generalitat republicana.

En la anterior legislatura, la Generalitat creó una comisión, con la participación de historiadores, estamentos universitarios y otros organismos, encargada de desarrollar proyectos de recuperación de la memoria histórica de cara a 2014, año que ha cobrado significación tras la propuesta formulada recientemente por Carod de organizar un referéndum de autodeterminación en Cataluña coincidiendo con esa fecha.

En el acto de hoy se ha presentado el logotipo -"CAT 2014"- del conjunto de actividades promovidas por la Generalitat con el horizonte de 2014, en conmemoración del tercer centenario de la derrota catalana a manos de las tropas de Felipe V.

Otro de los proyectos que se pondrán en marcha será la presentación, el próximo 16 de octubre, de una exposición sobre 1714 en el Museo de Historia de Cataluña.

En la presentación, Carod ha loado la figura de Companys, que "provoca en algunos sectores una evidente incomodidad", ya que es un político que "llega a la defensa de los derechos nacionales de Cataluña desde la izquierda y el republicanismo".

Carod ha destacado que el republicanismo entendía que "todo el mundo tiene que disfrutar de igualdad de derechos" y que "el hecho de que no haya privilegios es inseparable de la necesidad de que haya instituciones profunda y radicalmente democráticas".

Según Carod, "una de las grandes lecciones" que hay que extraer de Companys es que "la concepción clásica de la afirmación de nación se ha revelado insuficiente para vertebrar un auténtico proyecto nacional que tenga detrás suyo a la mayoría del pueblo".

En su opinión, "es imprescindible unir y complementar el viejo catalanismo lingüístico, cultural y patriótico con una idea de país común, con un catalanismo más práctico, más económico, que resuelva los problemas de la cotidianeidad de la gente, que haga atractivo el país".

"Que todos -ha añadido- puedan participar en un proyecto de país, tanto quienes tienen como punto de salida la nación catalana como quienes no pueden porque no es su origen, pero sí quieren llegar allí, como horizonte hacia el que caminan".