Viernes, 3 de Febrero de 2012

El jefe torturador del Jemer Rojo aguarda su condena definitiva

EFE ·03/02/2012 - 05:18h

EFE - Vista general hoy de las Cámaras Extraordinarias de las Cortes de Camboya (CECC), en Phnom Penh (Camboya).

El jefe torturador del Jemer Rojo, Kaing Guek Eav, compareció hoy en el Tribunal Internacional de Camboya para recibir la sentencia definitiva tras apelar la condena de 35 años que le fue impuesta en 2010 por la muerte de unas 16.000 personas en la prisión de Tuol Sleng, de la que fue su director.

Kaing Guek Eav, alias Duch, entró con camisa y cazadora blanca en la sala del tribunal que le declaró culpable de crímenes contra la Humanidad y crímenes de guerra por la tortura y asesinato de los miles de prisioneros que pasaron por el centro, también conocido como S-21.

La pena fue reducida a 30 años por el tiempo de detención ilegal que pasó sin juicio por orden de un tribunal militar, entre 1999 y 2007.

En el caso de que los jueces mantengan la misma pena, Duch deberá cumplir otros 17 años de cárcel por haber pasado ya casi 13 entre rejas.

Duch, de 69 años, recurrió la sentencia y pidió la absolución a pesar de haber reconocido su culpabilidad en los crímenes.

Sus abogados mantuvieron entonces que el tribunal auspiciado por Naciones Unidas no tiene jurisdicción para procesar a su cliente, ya que consideran que este no fue un destacado cargo del régimen ni responsable directo de los crímenes cometidos dentro de la prisión, en la que, de acuerdo a esto, se limitó a cumplir órdenes.

La Fiscalía ha recurrido también la sentencia y pedido cadena perpetua, conmutable por no menos de 45 años, a pesar de que en un principio pidieron 40 años al valorar la colaboración mostrada durante el proceso por el acusado, al que ahora califican de "oportunista".

Duch es el primero de entre los destacados cargos del Jemer Rojo implicados en las atrocidades cometidas durante el régimen que causó la muerte de al menos 1,7 millones de personas, entre 1975 y 1979.

Otros tres acusados -el ideólogo y número dos de la organización, Nuon Chea; el ex ministro de Exteriores,Ieng Sary; y el exjefe de Estado, Khieu Samphan- se sientan desde el pasado noviembre en el banquillo del tribunal.

Pol Pot, máximo dirigente del Jemer Rojo, murió en abril de 1998 en la base de la guerrilla situada en Anlong Veng, en el noroeste de Camboya.