Viernes, 3 de Febrero de 2012

El secreto de 956 votos en el Hotel Renacimiento

El 38º Congreso comienza hoy en Sevilla con el PSOE en horas bajas

Á. MUNÁRRIZ ·03/02/2012 - 06:16h

Los candidatos a la secretaría general del PSOE han hecho durante la campaña múltiples referencias al congreso que en 1974 elevó a Felipe González, una insistencia reveladora del ambiente de encrucijada histórica que vive el socialismo, castigado durísimamente por el electorado en España e ideológicamente indeciso o confuso en toda Europa. Las recurrentes alusiones a Suresnes, término de poderosas evocaciones en el partido, pone de relieve hasta qué punto el 38º Congreso, que comienza hoy en Sevilla y del que mañana saldrá un secretario general, se produce en medio de la impresión general de que el PSOE debe dar ahora el golpe de timón oportuno para no perder quizás definitivamente el rumbo. El Congreso, con el lema "La respuesta socialista", se celebra y la elección lleva quizás algo de optimismo en un hotel de La Car-tuja llamado Renacimiento.

La elección entre Alfredo Pérez Rubalcaba y Carme Chacón depende del voto secreto de 956 delegados. José Antonio Griñán, secretario general del PSOE andaluz, preside el Congreso. La vicepresidenta será Dolores Gorostiaga, de la federación cántabra.

La comisión que más interés ha suscitado es la de modelo de partido

Los ponentes principales de las comisiones son el secretario de Ideas y Programas del partido, Jesús Caldera (Calidad Democrática); el secretario de Política Económica y Empleo, Octavio Granado (Economía y Empleo); el portavoz del PSOE en el Ayuntamiento de Sevilla , Juan Espadas (Sostenibilidad del Estado del bienestar); y la secretaria de Organización del PSOE andaluz, Susana Díaz (Modelo de partido). La comisión que más interés ha suscitado es la de modelo de partido, con 285 delegados inscritos.

El 38º Congreso llega marcado por la proximidad de las elecciones en Andalucía, donde el PSOE se juega el 25 de marzo conservar su último gran bastión de poder, y en Asturias, después de que Francisco Álvarez-Cascos diera esta semana la campanada convocándolas para ese mismo domingo, tras sólo seis meses de Gobierno.

Marcelino Iglesias, secretario de Organización del PSOE, y el presidente José Antonio Griñán pidieron ayer en Sevilla que el partido salga "más fuerte y unido" para ganarlas autonómicas andaluzas.