Jueves, 2 de Febrero de 2012

Arenas dice que sólo prestó "apoyo humano" a Camps

Pons asegura que confiaría su patrimonio personal al expresident

 

M. J. G. ·02/02/2012 - 22:00h

D. P - Pons, Arenas y Camps, en un acto del PP en Mallorca.

Desde que el expresident de la Generalitat Valenciana Francisco Camps fue declarado "no culpable" de un delito de cohecho impropio en la causa de los trajes derivada del caso Gürtel, el respaldo de sus compañeros de formación no ha cesado, aunque muchos de ellos lo criticaron duramente en privado durante meses.

Por eso mismo, frente a tantos apoyos, chocó escuchar al responsable de política autonómica y local del PP y presidente de los conservadores andaluces, Javier Arenas, distanciándose claramente de él. Primero, cuando se le preguntó si tenía previsto contar con su compañero para los actos de su campaña de marzo. Arenas se escudó en que el expresident no tenía previsto "saltar a la arena política en las próximas semanas".

"En la sede nacional nos hemos quedado los huérfanos", dice González Pons

No fue la única ocasión en la que se desmarcó. También cuando explicó que el encuentro que había mantenido con él para escuchar misa en la Hermandad de la Macarena, de la que ambos son hermanos, no se podía interpretar como "un apoyo político, sino en clave humana".

En RNE, destacó que Camps le avisó de que iba y contó que mantuvieron "poca o ninguna conversación política". De lo que hablaron fue "de la familia, de cómo lo había pasado, de la satisfacción al conocer la decisión del jurado y de la gratitud a las personas que hemos creído en su inocencia".

Frente a sus palabras, retumbó la defensa encendida que realizó el vicesecretario de Comunicación del PP, Esteban González Pons. "Ha sido un juicio más largo que el de Marta del Castillo y con más fiscales de los que hay en los de los asesinos de ETA", dijo en Abc Punto Radio.

El PSPV recurrirá "hasta el final" el fallo del caso de los trajes'

El dirigente conservador sostuvo, además, que él no tendría ningún problema en confiar su patrimonio personal a su exjefe. "Pues claro. ¿Por qué no?", respondió cuando le preguntaron si se atrevería a hacerlo. Pons aseguró que este había hecho una "muy buena gestión", a pesar de que la comunidad valenciana es una de las más endeudadas.

"Le veo feliz. Se siente reivindicado, en la medida en la que él siempre defendió su inocencia. Es consciente de todo lo que ha pasado y está en su actividad, como diputado en Les Corts, que es donde debe estar", señaló Pons.

Lo que no supo avanzar es si Camps recibirá algún cargo en la dirección nacional del PP en el Congreso que celebrará la formación en Sevilla los días 17,18 y 19 de febrero. "No sé si aterrizará en Génova, pero está a disposición del partido y seguirá siendo un referente del PP", indicó.

En cuanto a su futuro, dijo que espera seguir ejerciendo alguna función similar a la que ha desempeñado hasta ahora, aunque se habla de él como nuevo coordinador general. También se comentó, y mucho, que su nombre no estuviera en el Gobierno cuando Rajoy lo anunció. Él quiso atemperar la situación: "La política tiene estas cosas. No es fácil. Hay momentos en los que esperas que llegue algo y no te llega y otros que no lo esperas y te llega".

Además, explicó que Rajoy le hizo ver que el partido es "muy importante" y que en este hay que mantener "viva la llama". Eso sí, reconoció que allí se han quedado tan sólo unos pocos: "Es como un internado. Como cuando los chicos y chicas se van de vacaciones y quedamos sólo los huérfanos, porque no vienen nuestros papás a buscarnos. Eso es así. Tiene algo de Harry Potter cuando llegan las vacaciones. Se queda solo en Hogwarts. Vendrá el Congreso y los repetidores les recibiremos con simpatía y sin novatadas".

El PSPV dijo que recurrirá la sentencia "hasta el final", porque ven pruebas de que tanto Camps como el ex secretario general del PP valenciano, Ricardo Costa, "se llevaron los trajes" y prefieren recibir una "no admisión a no haberlo intentado". El presidente de les Corts, Juan Cotino, lo lamentó en su blog: "Con el dinero que ya nos ha costado a todos los españoles, es lamentable que no les importe continuar con el proceso".