Jueves, 2 de Febrero de 2012

Antecedentes familiares de cáncer gástrico mejoran supervivencia

Reuters ·02/02/2012 - 18:25h

El cáncer gástrico en estadio III o IV suele ser casi un 50 por ciento menos letal cuando un pariente de primer grado padeció la enfermedad, comparado con los pacientes que no presentan antecedentes familiares de la dolencia, sugirió un nuevo estudio.

Los antecedentes familiares son un factor de riesgo de cáncer de estómago o gástrico, que es la segunda mayor causa de muerte oncológica en el mundo, indicaron el doctor Mi Ah Han y colegas del Centro Nacional de Cáncer en Goyang, Corea, en un artículo publicado en Journal of Clinical Oncology.

Estudios han hallado que las personas con historia familiar de cáncer de colon tienen mejores resultados que aquellos en los que la enfermedad aparece sin haber antecedentes previos entre sus parientes, agregó el equipo. Pero la evidencia sobre si sucedería lo mismo con el cáncer gástrico es confusa.

Para investigar el tema, los expertos revisaron datos de 1.273 pacientes que se habían sometido a una gastrectomía con intención curativa para el adenocarcinoma gástrico entre el 2001 y el 2005, y que fueron seguidos para registrar muerte o recurrencia hasta el 2009.

Uno de cada cinco pacientes informó tener un pariente de primer grado con cáncer de estómago.

Las curvas de supervivencia de Kaplan-Meier mostraron una mejor supervivencia libre de enfermedad, supervivencia libre de recurrencia y supervivencia en general para los pacientes con antecedentes familiares del cáncer, luego de ajustar factores pronósticos.

Las diferencias fueron significativas sólo para los pacientes con enfermedad en estadios III o IV.

"No está claro por qué un antecedente familiar de cáncer gástrico afecta la supervivencia del paciente, pero la variabilidad de la adherencia a los controles de vigilancia, la conducta ligada a la salud o diferencias genéticas explicarían nuestras observaciones", escribieron los investigadores.

En un editorial, los doctores Lincoln D. Naudald y James M. Ford, de la Stanford University en California, señalaron que los resultados tienen implicancias para los parientes de primer grado de pacientes con cáncer gástrico, dado que podría afectar el tipo de control sobre la enfermedad.

"Este estudio también sirve como recordatorio de la importancia de obtener la historia (clínica) familiar detallada, que sigue siendo algo complejo", escribieron.

Los editorialistas agregaron que se necesitarán estudios adicionales para ver si el efecto protector de los antecedentes familiares se observan en pacientes con cáncer gástrico no asiáticos, que tienen un peor pronóstico que los orientales más allá de los factores clínicos y patológicos.

FUENTE: Journal of Clinical Oncology, online 23 de enero del 2012