Jueves, 2 de Febrero de 2012

Adelgazar previene la incontinencia urinaria en las diabéticas

Reuters ·02/02/2012 - 17:21h

Por Amy Norton

Las diabéticas con sobrepeso podrían reducir el riesgo de desarrollar incontinencia urinaria si adelgazan algunos kilos.

Es que los kilos de más, en especial en el abdomen, son un factor de riesgo de la incontinencia urinaria. Y la diabetes tipo 2, que va de la mano con la obesidad, es otro factor de riesgo de la pérdida involuntaria de orina, independientemente del peso corporal.

Ahora, un equipo observó que diabéticas con sobrepeso que combinaron dieta y ejercicio adelgazaron 7,7 kilogramos (kg) en un año y, con esto, tuvieron menos riesgo de desarrollar incontinencia.

En un año, el 10,5 por ciento de ese grupo desarrolló el trastorno urinario, comparado con el 14 por ciento de las mujeres que no habían modificado el estilo de vida.

"Las mujeres con sobrepeso y obesidad que tienen diabetes tipo 2 deberían adelgazar para reducir el riesgo de desarrollar incontinencia urinaria", opinó la autora principal, Suzanne Phelan, de la California Polytechnic State University.

Adelgazar también mejora el control de la diabetes y disminuye el riesgo de desarrollar enfermedad cardíaca.

Los resultados, publicados en Journal of Urology, surgen de 2.739 mujeres de mediana edad y mayores que habían participado de un estudio sobre diabetes.

Un grupo redujo la cantidad de calorías y empezó a hacer ejercicio tres horas por semana, mientras que el otro concurrió a tres clases sobre diabetes.

En un año, el primer grupo registró menos casos de incontinencia urinaria que la cohorte de control. Por cada 0,9 kg menos, el riesgo era un 3 por ciento más bajo.

Por otro lado, adelgazar no ayudó a las mujeres que se incorporaron al estudio con pérdidas urinarias involuntarias.

"No estamos seguros de por qué la pérdida de peso tuvo efectos preventivos, pero no curativos", dijo Phelan.

También se desconoce la causa de la reducción del riesgo de desarrollar incontinencia: podría estar asociada con el ejercicio o el control del azúcar en sangre.

La incontinencia urinaria es un trastorno femenino común, principalmente debido a que el parto vaginal es un factor de riesgo. Un estudio reciente de Estados Unidos halló que el 53 por ciento de las mayores de 20 años dijo que había tenido pérdidas de orina el año anterior, comparado con menos de la mitad registrado varios años atrás.

Para los autores, ese aumento se debería en parte al crecimiento de la diabetes y la obesidad.

FUENTE: Journal of Urology, online 19 de enero del 2012