Jueves, 2 de Febrero de 2012

La policía egipcia no actuó "porque temían que les lincharan" los hinchas

El Consejo Supremo Egipto anuncia la formación de un comité de investigación para esclarecer lo ocurrido

EFE ·02/02/2012 - 08:48h

La policía egipcia no actuó para evitar la tragedia ocurrida ayer en el estado de fútbol de Port Said porque tenía miedo de los hinchas que invadieron el campo, según ha asegurado el director del campo, Mohamed Yunis.

"Los policías no actuaron porque tenían miedo, se limitaron a mirar porque temían que les lincharan", ha señalado Yunis en el estadio, donde esta mañana todavía quedaban restos de la batalla campal.

La actuación policial ha provocado el rechazo del presidente del Parlamento, Saad Katatni, que ha destacado su "deficiencia" y "negligencia". Ha considerado que las fuerzas de seguridad "no cumplieron ni con su misión ni con su profesión por la falta de organización ante estos acontecimientos".

En una sesión de urgencia en el Parlamento, el político islamista señaló que "hubo advertencias sobre lo que podía pasar que fueron difundidas con tiempo suficiente, pero esos avisos no acertaron a alertar a los cuerpos de seguridad para que cumplieran su trabajo".

Yunis ha adelantado asimismo que el fiscal acudirá en breve a las instalaciones deportivas para iniciar las pesquisas. A este respecto, el Consejo Supremo de las Fuerzas Armadas ha anunciado, además, la formación de un comité de investigación sobre los sucesos para identificar a los responsables de lo ocurrido tras el partido entre el club local, Al Masry, y el cairota Al Ahly.

Para el director del estado, lo sucedido ya se había gestado hacía unos días: "Venía de antes, porque desde la semana pasada los ultras de ambos equipos se calentaron en las redes sociales".

Tres días de luto

Por otro lado, la Junta Militar del país ha declarado tres días de luto nacional por los 74 muertos en los disturbios. La salvaje batalla entre los aficionados de ambos clubes estalló nada más pitar el árbitro el final del partido que habían ganado los locales por 3-1.

"La semana pasada los ultras se calentaron en las redes sociales"

Según ha explicado un testigo presencial de los hechos, Hosam Mohamed Mustafa, los hinchas del Al Masry amenazaron de muerte desde el comienzo del encuentro a los seguidores y jugadores de rivales, y al final se lanzaron al campo para perseguirlos.

El Ministerio del Interior informó anoche, en un comunicado, de que 47 personas habían sido detenidas por los enfrentamientos entre los hinchas.

El Partido Libertad y Justicia (PLJ), brazo político de los Hermanos Musulmanes, que controla casi la mitad del Parlamento egipcio, acusó a los partidarios del antiguo régimen del expresidente Hosni Mubarak de los trágicos sucesos.

Noticias Relacionadas