Jueves, 2 de Febrero de 2012

EEUU y la OTAN pondrán fin en 2013 a la misión de combate en Afganistán

El Secretario de Defensa estadounidense informa de que las tropas pasarán a tener un papel de apoyo

EFE ·02/02/2012 - 05:18h

El presidente de EEUU, Barack Obama, junto al secretario de Defensa, Leon Panetta, durante una reunión del gabinete de gobierno. EFE

Estados Unidos y la OTAN tratarán de poner fin a su misión de combate en Afganistán en 2013 y pasar a un papel de apoyo y formación de las fuerzas de seguridad afganas, según ha informado el secretario de Defensa de EE.UU. Leon Panetta.

"Esperamos que a mitad del segundo semestre de 2013 seamos capaces de hacer una transición de un papel de combate a uno de entrenamiento, asesoramiento y asistencia", dijo Panetta a los periodistas que viajaban con él a Bruselas, donde tiene previsto asistir a las reuniones de la OTAN esta semana.

Panetta dijo que las fuerzas de EE.UU. y la OTAN seguirían ayudando activamente en las operaciones de las fuerzas afganas ya que, aunque el ejército afgano ha crecido en tamaño y capacidad, sigue siendo dependiente de los militares estadounidenses para el control aéreo, el movimiento de tropas, y los suministros y la asistencia médica.

Panetta advirtió de que  las tropas de EEUU seguirán presentes en Afganistán

"Todavía vamos a estar involucrados con un papel bastante importante, pero no será un rol de combate formal como el que tenemos ahora, aunque eso no quiere decir que no vayamos a estar listos para el combate. Lo estaremos porque siempre tenemos que estar en orden para defendernos", añadió el secretario de Defensa.

Sin embargo, aunque finalice la misión de combate, Panetta advirtió de las tropas estadounidenses tendrán una presencia permanente en Afganistán para apoyar también en las labores antiterroristas.

Panetta añadió que EE.UU. y la OTAN pedirán colaboración a los aliados árabes, Japón, Corea del Sur y otros países para financiar al ejército y la policía afgana a el largo plazo.

Algunos comandantes militares de EE.UU. habían adelantado en las últimas semanas que la transición hacia la función de asesoramiento del ejército y la policía afganos comenzaría este año, pero la Administración Obama no había confirmado nada al respecto.