Miércoles, 1 de Febrero de 2012

Mas asegura en la Moncloa que España no cumplirá el déficit

Rajoy sólo podría hacerlo "destrozando" el Estado del bienestar, sostiene

MARÍA JESÚS GÜEMES ·01/02/2012 - 19:51h

GUSTAVO CUEVAS (EFE) - El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy (d), con el presidente de la Generalitat catalana, Artur Mas (i).-

El president de la Generalitat catalana, Artur Mas, salió ayer de su reunión en la Moncloa con Mariano Rajoy con una conclusión muy clara: España no va a poder cumplir el déficit del 4,4% para 2012.

Mas aseguró que este fue uno de los temas principales que había abordado con el jefe del Ejecutivo. Y que ambos coinciden en que se tienen que fijar objetivos que se puedan alcanzar. “No es posible, ni realista, ni razonable y atenta contra el sentido común ”, afirmó recordando que 2011 se cerrará con más de dos puntos de lo previsto.

“Si al final se obliga a España a hacer eso, no va a cumplir. Es obligar a engañar porque sabes desde el primer día que no puedes. Es mucho más serio y transparente decir la verdad”, indicó. Recordó que las previsiones que realizó en su día Europa fueron en un momento de crecimiento y que ahora era de recesión. “Ni España ni Catalunya tienen una fábrica de hacer billetes”, remarcó.

El dirigente nacionalista sostuvo que Rajoy planteó en el Consejo Europeo una revisión de la cifra pero que, por lo que él había entendido, el Gobierno aún no tiene respuesta y tal vez no la pueda obtener “a corto plazo” a pesar de la urgencia para elaborar los Presupuestos. Algo que continuamente desmienten los colaboradores del presidente del Gobierno. Estos mantienen que sólo se pidió un análisis “realista” y que esperan a que Bruselas se pronuncie.

Tras dos horas de reunión, Mas compareció en rueda de prensa. En esta le preguntaron si Rajoy le había reconocido que no iba a poder reducirlo. “No me lo ha dicho. No me lo tiene que decir. Lo sé. Si me lo hubiera dicho no me lo habría creído. A menos que lo hiciera destrozando todo y se cargara los pilares del Estado del bienestar. Nosotros en Catalunya no lo hemos hecho. Hemos sufrido pero no lo hemos hecho”, aseguró con la mente puesta en los duros recortes que él ha acometido y que han acarreado protestas sociales. Reconoció que las medidas que ha aplicado son “impopulares”. “Pero esto no se resuelve con críticas, lloriqueos y dudas permanentes. Sino con coraje, empuje y mucha convicción”, defendió.

Critica que algunas comunidades no apliquen políticas de austeridad

Aseguró que Catalunya está comprometida con las políticas de austeridad y señaló, sin citarlas, que otras autonomías no. Por ello exigió “lealtad institucional”.

Se vio que se sentía identificado con Rajoy. Hizo hincapié en que al llegar él al poder se había encontrado “con una película similar” fruto de “una mala herencia” socialista. “Tenemos una situación común”, resaltó en varias ocasiones.

También contó que él se encontró con un déficit del 4,2 % cuando le pedían un 1,3% y que sabía perfectamente que no iba a poder resolverlo en “un año”: “No íbamos a hacernos trampas en nuestro propio solitario”, apuntó. E indicó que España tendrá que seguir la senda catalana si quiere solventar la crisis.

Durante el encuentro también hablaron largo y tendido sobre la reforma del mercado laboral. Y aunque Mas aseguró que no lo habían tratado “punto por punto”, todo apunta a que Rajoy le avanzó algunas de las líneas más importantes de su redacción.

Mas transmitió al jefe del Ejecutivo su disposición a “colaborar, bien y a fondo”. Dijo ser consciente de que “desde fuera se nos observa con lupa”. Y señaló que siendo un país con una tasa tan alta de paro, este va a ser un tema decisivo para generar o no confianza y para que se cuestione o no nuestra credibilidad “en función de cómo” se hagan las cosas.

Además, explicó que la reforma laboral va a ser “en profundidad”. “Nuestra voluntad es apoyar esa reforma”, adelantó. Para él la clave es “la flexibilidad”. “Eso por encima de todo”, indicó.

El máximo mandatario catalán pidió a Rajoy mayores facilidades para acceder al crédito y poder así responder a los servicios públicos. Y también que el Estado deje de hacer leyes que obliguen a los gobiernos autonómicos a “gastar más”.

"Nuestra voluntad es apoyar la reforma laboral", afirma el president

De lo que no hablaron

No hablaron de la posible fusión de Bankia y La Caixa, ni del Plan Hidrológico Nacional (PHN), ni de la relación con el Partido Popular catalán con CiU, ni de Spanair. Sí lo hicieron de los aeropuertos. Dentro de la agenda catalana.

“Son los escarceos iniciales”, resumió. Mas le dijo que quería que se pagaran las deudas pendientes a Catalunya, avanzar en el autogobierno y esgrimió ante Rajoy su gran reclamación: el pacto fiscal que anunció llegará al Congreso a finales de 2012 tras su aprobación por el Parlament. Para todo ello dio tiempo a Rajoy. El president describió su ofrecimiento como “una inversión a plazo”.

Para terminar, marcó las líneas rojas. El tema identitario y educativo. “Supongo que habrá la inteligencia política y emocional para no entrar en terreno resbaladizo”, señaló.

Noticias Relacionadas