Miércoles, 1 de Febrero de 2012

Irán afirma estar dispuesto a aclarar las sospechas sobre su programa nuclear

EFE ·01/02/2012 - 10:22h

EFE - El presidente de Irán, Mahmud Ahmadineyad. EFE/Archivo

Las autoridades iraníes han declarado estar dispuestas a resolver todas las dudas y sospechas sobre la posible naturaleza militar de su programa nuclear, según explicó en Viena hoy Herman Naeckerts, director adjunto del OIEA para salvaguardas, que acaba de terminar una visita de tres días a Irán.

"Estamos comprometidos en resolver todos los asuntos pendientes y los iraníes dicen que también lo están. Aún hay mucho trabajo por hacer", aseguró el experto belga tras aterrizar en Viena, donde tiene su sede el Organismo Internacional de Energía Atómica (OIEA).

"Hemos tenido tres días de discusiones intensas sobre todas nuestras prioridades. Pero, por supuesto, aún queda mucho trabajo por hacer", reconoció el alto funcionario del OIEA.

De hecho, Naeckerts anunció que ya se está planeando una nueva visita a Irán que, afirmó, tendrá lugar "en un futuro muy cercano".

Naeckerts no quiso entrar en más detalles sobre las negociaciones con el régimen iraní ni quiso comentar hasta qué punto se había discutido sobre las sospechas de una dimensión militar en el programa atómico de Teherán.

"Sin comentarios", respondió igualmente ante la pregunta de si considera que Irán se ha comprometido seriamente en resolver las dudas sobre la naturaleza de su programa nuclear.

"Ha sido un buen viaje", se limitó a decir.

Ya antes de partir hacia Irán, el pasado día 28, Naeckerts expresó su deseo de que Irán se involucrara en la resolución de "la posible dimensión militar del programa (nuclear)".

En noviembre de 2011, el OIEA aseguró que considera creíbles una serie de alegaciones facilitadas por parte de una decenas de servicios de inteligencia, y que apuntan a que Irán trabaja en el desarrollo de un arma nuclear.

Pero los inspectores del OIEA no disponen de pruebas contundentes y basan su análisis en las informaciones "creíbles".

Gran parte de la comunidad internacional, con EE. UU. e Israel a la cabeza, acusan al régimen iraní de ocultar bajo su programa civil otro de naturaleza clandestina y carácter militar, cuyo objetivo sería producir bombas nucleares, lo que Irán niega.

Irán afirma que sus esfuerzos en el campo nuclear tienen como único objetivo el uso pacífico de la energía y tecnología atómicas.