Jueves, 4 de Octubre de 2007

El vídeo del PSOE provoca airadas críticas del PP

EFE ·04/10/2007 - 22:47h

El vídeo de las Juventudes Socialistas en apoyo de la asignatura de Educación para la Ciudadanía provocó hoy airadas críticas del PP, con Mariano Rajoy a la cabeza, y el apoyo del PSOE, cuyo secretario general y jefe del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, lo calificó de "simpático".

En el vídeo, al que la dirección del PSOE dio su "visto bueno" hace un par de semanas, se parodia un concurso de televisión con dos supuestos concursantes, un chico con ropa de marca y acento 'pijo' que no responde correctamente a ninguna pregunta y una joven que conoce todas las respuestas y se ríe de los fallos de su adversario.

El secretario general de las Juventudes Socialistas, Sergio Gutiérrez, aseguró que el vídeo "no va contra nadie" sino que su objetivo es generar un debate social sobre los contenidos de esta asignatura.

Gutiérrez expresó su sorpresa por que alguien se sienta "aludido". "Si alguien se siente directamente aludido -explicó- es porque compartirá algunas de las afirmaciones que se hacen en la parodia".

Afirmó que el objetivo de Juventudes es apoyar esta asignatura y dar respuesta a la estrategia del PP "con claros intereses electoralistas" y "llena de falsedades y de manipulación".

Mariano Rajoy salió al paso del vídeo para asegurar que su partido es una formación política "de currantes, y no de pijos" y para criticar a las Juventudes Socialistas subrayando que son una excepción de la juventud española, que aseguró que es "sana, dinámica y con mucha imaginación".

Otros dirigentes del PP rechazaron también la iniciativa de los jóvenes del PSOE, y así, Soraya Sánez de Santamaría lo calificó de "burdo y simplón", y Eduardo Zaplana consideró que, con él, se demuestra que el PSOE concibe la asignatura de Educación para la Ciudadanía como un "insulto" y una "amenaza" a quien no comparte sus contenidos.

Ignacio Astarloa lo consideró igualmente un insulto, y Pío García Escudero dijo que a quien ridiculiza el vídeo es a quien lo ha hecho.

El presidente de Nuevas Generaciones del Partido Popular, Ignacio Uriarte, afirmó que le "entristece" que Juventudes Socialistas "no pueda criticar" a las juventudes de otros partidos políticos, como las de ERC o Batasuna, "y sí quieran intentar hacer humor con nosotros".

Frente a esas consideraciones, Zapatero calificó el vídeo de "simpático", explicó que "puede ser útil" para la defensa de esta asignatura y se preguntó en qué momento de ese espacio se dice que se está refiriendo al PP.

Ante la reacción del PP, el ministro del Interior, Alfredo Pérez Rubalcaba, señaló que "hay quien cuando le dan un pellizco de monja quiere ir al hospital" y dijo tener la "impresión" de que "hay quien tiene la piel muy blanda o, por decirlo de otra manera, muy suave cuando le afecta a él, y de ballena cuando le afecta al contrario".

Entre las reacciones de fuera del ámbito político, el Sindicato de Estudiantes lamentó que la asignatura Educación para la Ciudadanía y los Derechos Humanos se conviertan "interesadamente en una cortina de humo tras la que ocultar los verdaderos problemas que tiene la educación pública y que el Gobierno no ha solucionado".

Por su parte, la Confederación Nacional Católica de Padres de Alumnos (CONCAPA) consideró que el vídeo "es simple y tendencioso y pretende crear un estereotipo que divida al país entre ciudadanos buenos, que contesten sí al Gobierno, y malos, los pijos y estúpidos".

Juventudes Socialistas gestó la idea del vídeo para promocionar su campaña a favor de la asignatura Educación para la Ciudadanía antes del verano y contó para su rodaje con una productora privada que, incluso, le ayudó a seleccionar a través de un casting a los intérpretes, dos militantes de la organización.