Miércoles, 1 de Febrero de 2012

El Likud refrenda a Benjamín Netanyahu como su líder

EFE ·01/02/2012 - 07:45h

EFE - El primer ministro israelí y presidente del partido Likud, Benjamín Netanyahu (c), llega acompañado por su jefe de campaña Chaim Bibas (c-i) a una rueda de prensa con motivo de las elecciones primarias en Tel Aviv, Israel.

El partido gobernante en Israel, el Likud, refrendó a Benjamín Netanyahu como su líder y aspirante a primer ministro en las próximas elecciones generales, tras conocerse los resultados de las primarias celebradas el martes en todo el país.

Una vez escrutadas la inmensa mayoría de las papeletas, el actual primer ministro israelí obtuvo el 74 por ciento de los votos, mientras que su rival, el ultraderechista Moshé Feiglin, alcanzó el 24 por ciento, informan medios locales esta mañana.

El 2 por ciento restante fueron invalidados por la comisión electoral.

"Os agradezco a todos vuestra confianza y renovado apoyo", dijo Netanyahu en un breve acto en los Jardines de Exposiciones de Tel Aviv, donde se realizó el recuento.

Alrededor de un 50 por ciento de los 125.000 afiliados al Likud ejercieron su derecho a voto en unos comicios en los que el resultado se preveía de antemano, y que estuvo centrado en el debate sobre la influencia de círculos radicales dentro del partido gobernante.

"Hoy ha ganado el verdadero Likud (..) Seguiremos gobernando con responsabilidad", declaró Netanyahu sobre la creciente presencia en las filas de su partido de militantes residentes en las colonias y que se registraron con la única intención de influir en la identidad de sus líderes en las primarias.

La televisión israelí informó anoche de que alrededor del 30 por ciento de los militantes del Likud son colonos y que su voto será decisivo cuando ese partido elija a la lista de diputados para los comicios.

Las elecciones primarias en el partido gobernante son el preámbulo de un proceso electoral que se abre en todo Israel y que seguirán en marzo con los comicios internos en el partido Kadima, que actualmente preside la exministra de Asuntos Exteriores, Tzipi Livni.

Israel tiene previsto celebrar elecciones generales a comienzos de 2013, pero lo más probable es que tengan lugar este año, a tenor de los cálculos de los expertos y de la historia política del país.

Fuentes en el Likud citadas hoy por el diario Yediot Aharonot dijeron que Netanyahu estudia la posibilidad de convocarlas en octubre, para evitar la habitual "extorsión" de los partidos más pequeños en su coalición de gobierno, al aprobar los presupuestos generales del Estado y para no dar tiempo a sus rivales a organizarse.