Miércoles, 1 de Febrero de 2012

El PSOE se opone a jueces del TC vitalicios

Alonso asegura que el actual modelo tiene "lógica" y "racionalidad"

YOLANDA GONZÁLEZ ·01/02/2012 - 04:59h

EFE - El portavoz del PSOE, José Antonio Alonso.-

"Casi con total seguridad", el Partido Socialista no apoyará la propuesta del Gobierno de modificar el sistema de elección de los miembros del Tribunal Constitucional (TC) a fin de ampliar el tiempo de permanencia de los magistrados en el cargo hasta convertirlos en puestos vitalicios. Así se manifestó ayer en rueda de prensa en el Congreso de los Diputados el portavoz del Grupo Socialista, José Antonio Alonso, tras la reunión de la Junta de Portavoces de la Cámara.

La iniciativa, incluida en el programa electoral con el que el PP concurrió a las generales del pasado noviembre, fue lanzada por la vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría, hace una semana, en su primera comparecencia en el Congreso. Hacer realidad esta iniciativa requeriría una reforma de la Carta Magna, que actualmente establece un tope de nueve años de mandato y que insta a renovar un tercio de la institución cada tres años. Un trámite que requiere el apoyo de tres quintas partes del Congreso y del Senado y que al PP se le complica si no cuenta con el respaldo del principal partido de la oposición.

El PP veta que Rajoy rinda cuentas sobre la situación económica

Según sostuvo Alonso, los socialistas, "casi con total seguridad, no están dispuestos a eso" y entiende que debe continuarse con el sistema establecido por la Constitución. A su juicio, "tiene una lógica y una racionalidad que no es casual".

Rendir cuentas

Por otra parte, tal y como esta-ba previsto, Mariano Rajoy comparecerá en el Congreso el próximo miércoles para dar cuenta de los acuerdos adoptados en el Consejo Europeo celebrado el pasado lunes en Bruselas. Lo que no hará, tal y como le demandaron el Grupo Parlamentario Socialista, el Grupo de la Izquierda Plural (IU-ICV-CHA) y UPyD, será rendir cuentas con carácter específico sobre su política económica, las políticas de empleo y la subida del IRPF. Según coincidieron los mencionados grupos, la mayoría conservadora en la Junta de Portavoces bloqueó estas peticiones.

Centella lamenta que los conservadores apliquen el "rodillo"

Pese a la negativa del PP, el portavoz parlamentario de los socialistas insistió en que la formación que representa continuará demandando que el presidente del Gobierno explique en sede parlamentaria por qué espera a que hayan transcurrido las andaluzas para presentar los Presupuestos Generales, qué va a hacer con los impuestos y qué tipo de reforma laboral y del sector financiero va a llevar a cabo. "No es lógico que se diga a un primer ministro qué tipo de reforma va a hacer. ¿Qué es lo que nos está ocultando aquí? Que lo diga de una vez por todas y de una manera clara", remató, aludiendo a las palabras del presidente del Gobierno en Bruselas en las que comentaba, de modo informal, que la citada reforma legislativa le va a "costar una huelga".

Alonso, que anunció que lo más posible es que el próximo secretario general del PSOE, que se elige este fin semana, sea quien se dirija el miércoles a Rajoy en el Congreso, anunció, además, que su grupo parlamentario ha presentado una Proposición no de ley "que pide al Gobierno que, en el marco de la política de la UE, revise el plan de estabilidad para que países como España puedan recibir el aire financiero necesario".

Una "vergüenza"

Por su parte, el portavoz del Grupo Parlamentario de IU, ICV-EUiA, CHA, José Luis Centella, tildó de "vergüenza" que el PP haya "aplicado el rodillo de su mayoría absoluta" para rechazar la petición de comparecencia registrada para que Rajoy explicara en un debate monográfico si tiene una política para afrontar el grave problema del paro.

Mientras, el portavoz del PP en el Congreso, Alfonso Alonso, aseguró que la solicitud por parte de otros grupos para que Rajoy comparezca es "extemporánea", puesto que, el miércoles próximo, el presidente del Gobierno también hablará de la situación económica. En este sentido, aconsejó a los socialistas "que pongan el reloj en hora, porque el Gobierno les madruga y va muy por delante de la oposición".