Jueves, 26 de Enero de 2012

Cañete decidirá en febrero sobre la refinería Balboa

El Parlamento extremeño se negó recientemente a aportar más dinero público al proyecto

EFE / PÚBLICO ·26/01/2012 - 22:06h

EFE / PÚBLICO - Arias Cañete, el pasado diciembre en la Moncloa. efe

El ministro de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente (MAAMA), Miguel Arias Cañete, aseguró que su departamento se pronunciará en febrero sobre la declaración de impacto ambiental del proyecto de construcción de la refinería Balboa en Extremadura, que conlleva la construcción de un oleoducto hasta Huelva, y muy cerca de la reserva de Doñana.

"No creo que termine el mes de febrero sin que se tome una decisión", afirmó Cañete al ser preguntado por la declaración de impacto ambiental de dicho proyecto, que lidera el grupo Gallardo. En rueda de prensa, el titular del MAAMA ha garantizado que la decisión "no estará siete años en un cajón sin tomarse", en alusión al retraso del anterior Gobierno socialista en pronunciarse sobre este asunto. "Cuando hay un problema, este Gobierno intenta resolverlo en tiempo. Vamos a tomar decisiones", apostilló el ministro.

En este sentido, y como ejemplo de su voluntad de acelerar la tramitación de los proyectos, ha recordado que su departamento ha resuelto ya la declaración de impacto ambiental de la presa de Alcolea (Huelva).

El polémico proyecto de la refinería Balboa estaba ya en una situación muy delicada tras la victoria del PP en las elecciones extremeñas, ya que IU puso como condición para apoyar al Gobierno de José Antonio Monago la negativa a este proyecto. El pasado diciembre, el Parlamento extremeño aprobó, con los votos a favor del PP e IU, y la oposición del PSOE, una propuesta que instaba al Gobierno a no aportar más dinero público a la infraestructura.

La refinería supondría una inversión de unos 2.000 millones de euros y lleva asociada la creación de unos 3.000 empleos entre directos e indirectos. Pero tanto los ecologistas como el Consejo de Participación de Doñana han denunciado reiteradas veces el impacto negativo que tendría el proyecto sobre el medio ambiente de la zona.

En relación al dragado del río Guadalquivir para aumentar su profundidad, Cañete indicó que el Gobierno tomará la decisión sobre dicho proyecto cuando tenga los estudios técnicos, porque las "decisiones se toman sobre bases científicas y rigurosas y no sobre prejuicios políticos o grupos de presión".