Jueves, 26 de Enero de 2012

El acuerdo agrícola entre Rabat y la UE, a un paso de ser aprobado

Una comisión de la Eurocámara le da su visto bueno pese a la oposición de España

DANIEL BASTEIRO ·26/01/2012 - 14:25h

El ministro de Agricultura, Miguel Arias Cañete, durante una reunión con las organizaciones agrarias.-EFE

El acuerdo para liberalizar el comercio de verduras y hortalizas entre Marruecos y la Unión Europea está a un paso de ser aprobado. Ayer, la comisión de Comercio Internacional del Parlamento Europeo dio su visto bueno al pacto con 23 votos a favor y cinco en contra, el último paso previo al voto definitivo en el pleno de la Cámara.

El acuerdo, que beneficiará a las élites agrícolas del país donde el rey Mohamed VI es uno de los mayores actores, incluye el territorio del Sáhara, un aspecto que hizo naufragar al acuerdo de pesca entre la UE y Rabat.

El texto contó con el voto en contra de Pablo Zalba (PP), Auxiliadora Correa (PP) y Emilio Menéndez del Valle (PSOE), diputados de dos partidos que pese a los graves reproches mutuos se han unido contra el acuerdo.

El sector agrícola español advierte de una fuerte caída de los precios

 

El ministro de Agricultura, Miguel Arias Cañete, lo considera "desequilibrado" por perjudicar a los agricultores y critica al anterior Ejecutivo, que firmó el texto. Los eurodiputados socialistas votaron en contra al considerar que la Comisión Europea no ha puesto en marcha medidas suficientes para proteger a los productores de tomate, pepino, fresa, mandarina, ajo, calabacín y azúcar.

El eurodiputado francés José Bové, de los Verdes, lideraba la oposición al texto en la comisión parlamentaria. Tras perder la votación, alertó de que si en el pleno se repite la correlación de fuerzas, "la agricultura familiar a ambos lados del Mediterráneo recibirá un duro golpe". Además, el eurodiputado advierte de que hay dudas sobre la "legalidad de un acuerdo que no sigue el ejemplo de Estados Unidos, quien ha excluido explícitamente los territorios del Sáhara Occidental del acuerdo que han firmado con Marruecos".

El pacto legitima de facto el control que Rabat ejerce sobre el Sáhara Occidental

 

La entrada en vigor del convenio es vista con temor por el sector agrícola español, que advierte de una fuerte bajada de precios que haga imposible competir con la producción marroquí. El producto más afectado será el tomate andaluz, murciano y canario, que con un arancel reducido podría poner en peligro a miles de productores.

Rabat se mantiene expectante ante la tramitación final de este pacto por sus beneficios económicos y por la legitimación de facto que la Eurocámara puede dar a su control del Sáhara. Mientras que para tumbar el acuerdo pesquero Bruselas esgrimió la explotación ilegal de los caladeros saharauis como un motivo, en el pleno de febrero los diputados podrían obviar la cuestión, permitiendo a Rabat afrontar la renegociación del acuerdo con un buen precedente.

Noticias Relacionadas