Jueves, 26 de Enero de 2012

Cameron considera que "el BCE podría hacer más" para solucionar la crisis

EFE ·26/01/2012 - 12:21h

EFE - El primer ministro británico, David Cameron, participa en una sesión plenaria celebrada hoy en el ámbito de la 42º reunión anual del Foro Económico Mundial de Davos (Suiza).

Davos (Suiza) 26 ene (EFE).- El primer ministro británico, David Cameron, consideró hoy en Davos que "el Banco Central Europeo (BCE) podría hacer más" para solucionar la crisis de endeudamiento soberano de la zona del euro, califica de fracaso la Ronda de Doha y propone acuerdos bilaterales de la UE con EEUU.

En su intervención en el Foro Económico Mundial, Cameron dijo que es necesario adoptar medidas a corto plazo para restaurar la confianza y la inversión en la zona del euro.

Cameron recordó que el BCE ha adoptado varias medidas extraordinarias para afrontar la crisis financiera y económica, así como la crisis de endeudamiento soberano, pero podría hacer más.

Las prioridades para la zona del euro son Grecia, el sector bancario y los programas de rescate, según el primer ministro británico.

"La necesidad de actuación fuerte a nivel europeo es increíblemente grande. La falta de competitividad europea es su talón de Aquiles", dijo Cameron.

Añadió que "el Tratado de Lisboa ha fallado en proporcionar las reformas estructurales que necesitamos".

Más de la mitad de Estados miembros de la Unión Europea (UE) son menos competitivos que lo que eran hace un año y cinco son menos competitivos que Irán, dijo Cameron citando cifras estadísticas del Foro Económico.

"En vez de afrontar el reto económico y en vez de afrontar el reto del desempleo", la UE está haciendo cosas que dificultan más la situación, en opinión del primer ministro británico.

"En el nombre de la protección social la UE promueve medidas innecesarias", que puede destruir empleos, criticó Cameron.

El primer ministro británico consideró que "el sector financiero debería pagar su parte" en la crisis financiera y económica y señaló que el Reino Unido va a asegurar que sea así pero de nuevo se opuso a la introducción de un impuesto sobre la transacciones financieras.

Cameron dijo que un impuesto sobre las transacciones financieras podría reducir en 200.000 millones de euros al producto interior bruto (PIB) de la UE y costar 500.000 puestos de trabajo.

Cameron consideró que "es una época para la audacia y no para la cautela".

Asimismo Cameron consideró que los intentos de la Roda de Doha de liberalizar el comercio mundial han sido un fracaso y propuso que la UE debería negociar un comercio libre con EEUU.

En vez de tratar de involucrar a todo el mundo al mismo tiempo, Cameron propuso tratar de lograr acuerdos bilaterales de la UE con India, Canadá, Singapur para finales de este año.