Miércoles, 25 de Enero de 2012

Las usuarias de la píldora tienen menos dolor menstrual

Reuters ·25/01/2012 - 18:21h

Por Amy Norton

Las mujeres jóvenes que toman anticonceptivos orales tienen períodos menstruales no tan dolorosos como las que no los utilizan. Un equipo de Suecia halló que, entre 2100 mujeres controladas desde los 19 hasta los 24 años, las que usaban anticonceptivos orales combinados (estrógeno y progestina) iban sintiendo cada vez menos dolores menstruales. Aunque los resultados no son concluyentes, despiertan interés en muchos investigadores. "El estudio prueba que los anticonceptivos orales alivian de manera efectiva los períodos dolorosos", dijo la autora principal, doctora Ingela Lindh, de la Universidad de Gotemburgo, Suecia. Tanto Lindh como uno de sus coautores declararon tener lazos comerciales con empresas que producen anticonceptivos, aunque la industria no financió este estudio. El dolor menstrual disminuye con la edad y los partos. Pero aun tras considerar ambos factores, Lindh indicó que las usuarias de la píldora no tenían períodos tan dolorosos. El estudio publicado en Human Reproduction no prueba que la píldora alivie la dismenorrea, ya que su diseño fue observacional. Sólo los ensayos clínicos aleatorizados versus placebo aportan información sobre la relación causa-efecto. Y una revisión del 2009 de 10 de esos ensayos permitió concluir que existían "pruebas limitadas" de que la píldora alivie el dolor menstrual. De todos modos, esos ensayos variaban en su calidad y método, de modo que es difícil sacar conclusiones, según opinó la doctora Michele Curtis, de la Facultad de Medicina de University of Texas y que no participó del estudio. Dijo a Reuters Health que el nuevo estudio no es definitivo, pero brinda "un argumento sólido" a favor de la efectividad de la píldora contra el dolor menstrual. "Los anticonceptivos orales combinados ayudan a las mujeres con dismenorrea primaria", dijo Curtis, que recibió honorarios de GlaxoSmithKline por sus presentaciones, según consta en la base de datos Dollars for Docs de ProPublica. La dismenorrea primaria es el dolor menstrual que no ocurre por otras enfermedades, como endometriosis o fibroides uterinos. En esos casos, se conoce como dismenorrea secundaria. Una debilidad del estudio, según destacó Curtis, es que no determinó si las participantes tenían dismenorrea primaria o secundaria. En este último caso, la píldora puede o no ayudar. Para Curtis y Lindh, existen motivos por los que la píldora puede aliviar la dismenorrea. La menstruación aumenta la actividad muscular uterina, lo que reduce el flujo sanguíneo al útero y causaría el dolor menstrual. Sustancias parecidas a las hormonas, las prostaglandinas, reforzarían esa aceleración muscular. Como los anticonceptivos orales controlan la producción de prostaglandinas, para Lindh tendría sentido que alivien la dismenorrea. Los anticonceptivos orales, que cuestan entre 15 y 50 dólares por mes, no son el único tratamiento para la dismenorrea. También están los antiinflamatorios no esteroides, como ibuprofeno y naproxeno, que también bloquean la producción de prostaglandinas. Y a la vitamina B1 y el magnesio, el ejercicio, las técnicas de relajación y la acupuntura se les atribuyeron propiedades contra la dismenorrea. La píldora puede tener efectos adversos, como sensibilidad mamaria, náuseas, vómitos y pérdidas entre los períodos. Las usuarias tienen un aumento levemente mayor que el resto de las mujeres a desarrollar coágulos sanguíneos, en especial si fuman o tienen más de 35 años.

FUENTE: Human Reproduction, online 17 de enero del 2012.