Miércoles, 25 de Enero de 2012

Reservas de antigripal tienen beneficios "modestos": informes

Reuters ·25/01/2012 - 17:52h

Por Kerry Grens

Luego de que el mundo gastara miles de millones de dólares para almacenar reservas del antigripal Tamiflu, dos estudios cuestionan sus beneficios y aseguran que se subestimaron sus efectos adversos.

Según Cochrane Collaboration, una reconocida ONG que revisa la literatura publicada, el uso de Tamiflu acortó la gripe apenas un día y no redujo la cantidad de infectados hospitalizados.

Existen "pocas pruebas de los beneficios que se le atribuyen", dijo Peter Doshi, autor de uno de los estudios e investigador de Johns Hopkins University.

Tamiflu (oseltamivir) es un antiviral que se usa para tratar o prevenir la influenza. Estados Unidos y otros países habían acumulado reservas del fármaco para poder enfrentar un brote, como la pandemia del 2009.

Cochrane Collaboration le pidió al equipo de Doshi que reuniera la información disponible sobre Tamiflu para analizarla. A diferencia del resto de las revisiones, el equipo indagó la información de Roche, que produce Tamiflu, y de las autoridades regulatorias en salud de distintos países.

Tras analizar enormes cantidades de datos de investigaciones financiadas por la empresa, el equipo halló que el medicamento reduce la duración de los síntomas gripales de siete a seis días, pero no la cantidad de hospitalizaciones. "No hubo pruebas de que pudiera frenar (la diseminación) de la enfermedad o reducir las complicaciones, como la neumonía", dijo Doshi.

El equipo sólo revisó estudios aleatorizados versus placebo, considerados "de referencia" para la investigación clínica, y sobre pacientes sin otras enfermedades.

Una segunda revisión de Cochrane sobre los antigripales, dirigida por el doctor Kay Wang, de la Universidad de Oxford, analizó estudios sobre más de 2300 niños de hasta 12 años. El equipo de Wang observó que Tamiflu y Relenza (zanamivir) disminuyeron un día los síntomas gripales y que Tamiflu también redujo la posibilidad de que los niños desarrollaran una infección de oído.

Para evitar un caso de gripe, se deberían tratar 13 niños. Algunos desarrollarían efectos adversos: por ejemplo, por cada 17 tratados con Tamiflu, un niño más tendría vómitos.

A pesar de sus limitados beneficios, los expertos dicen que si "los recursos económicos lo permiten, el oseltamivir debería ser la terapia de elección para los niños de entre uno y 12 años con influenza, si su administración comienza dentro de las 48 horas del inicio de los síntomas".

En un comunicado que Genentech, que comercializa Tamiflu para Roche, envió por e-mail, la empresa aseguró que el fármaco es seguro y efectivo para tratar y prevenir la influenza.

"A pesar de sus limitaciones, los estudios observacionales informan a los médicos", en especial cuando faltan estudios aleatorizados controlados, opinó el doctor Tim Uyeki, de la División Influenza de los CDC. Agregó que el fármaco también ayuda a pacientes con gripe estacional.

FUENTE: Cochrane Database of Systematic Reviews, online 18 de enero del 2012.