Martes, 24 de Enero de 2012

El Madrigal al fin sonríe

El Villarreal supera al Sporting (3-0), y sale de las posiciones de descenso a Segunda

 

RAMIRO VAREA ·24/01/2012 - 06:59h

Senna controla el balón entre dos rivales del Sporting. EFE

Dos zarpazos en dos minutos fulminaron ayer al Sporting en El Madrigal. El Villarreal resolvió con buen fútbol un partido importantísimo para huir de los puestos de descenso. El resultado da algo de oxígeno al equipo levantino y, ya de paso, mete al Granada en la zona maldita de la tabla, la que condena a jugar en Segunda División.

Sin Nilmar el jugador está en Brasil para cerrar su marcha al São Paulo, el Villarreal era consciente de que lo que tenía ayer entre manos era una bomba de relojería. Perder con el Sporting, un rival directo en esa lucha por sobrevivir en la elite, podía ser letal. Molina planteó un equipo bien plantado en el campo que enseguida superó en juego y en ocasiones al conjunto asturiano. El Sporting renunció al ataque y se limitó a defender el empate inicial. Esa racanería extrema le pasó factura en la segunda mitad, cuando en dos minutos, Marco Ruben y Borja Valero dinamitaron las aspiraciones gijonesas.

Los dos goles rompieron el partido y dejaron al rival sin ningún tipo de argumento. El Villarreal se limitó a controlar el balón y a dejar pasar el tiempo, hasta que Bruno remató la faena con el 3-0. Molina tiene un buen equipo. Sólo le falta que la máquina comience a funcionar.