Lunes, 23 de Enero de 2012

La cirugía de nariz daría un aspecto (levemente) más joven

Reuters ·23/01/2012 - 18:22h

Por Genevra Pittman

En un nuevo estudio sobre personas que se habían realizado una cirugía estética de nariz, un grupo de observadores del "antes" y el "después" concluyó que los pacientes parecían uno o dos años más jóvenes con la operación.

"No creo que sea el hallazgo del estudio, pero es un motivo más para seguir adelante con el procedimiento. Es apenas un beneficio extra de una intervención con otro objetivo", opinó el autor principal, doctor Ali Sepehr, del Centro OC de Cirugía Plástica Facial, en Irvine, California.

El equipo de Sepehr, de la University of Toronto, revisó las historias clínicas de 53 personas que se habían realizado una cirugía de nariz y que incluían fotografías de frente y de perfil de la cara antes y un año después de la operación. Eran principalmente mujeres, de entre 15 y 61 años.

Los autores les pidieron a 50 personas sin relación alguna con los participantes que adivinaran la edad de los pacientes en las dos series de fotografías con un mes de intervalo entre ambas. La mitad de los observadores miraron las fotografías sin un orden y con la imagen del "después" en primer lugar.

Tras considerar que los pacientes tenían un año más en la segunda serie de fotografías, el equipo calculó que la operación les había restado 1,5 años de la edad aparente.

Los pacientes que originalmente tenían una giba nasal o que el extremo de la nariz era demasiado grande (para los autores, estos son signos del envejecimiento) fueron los más beneficiados con la cirugía en cuanto a la edad aparente, según comentan los investigadores en Archives of Facial Plastic Surgery.

El doctor Anthony Sclafani, jefe de cirugía plástica facial del Hospital de Ojos y Oídos de Nueva York, opinó que los cirujanos plásticos sostienen desde hace años que al eliminar una giba de la nariz o elevar la punta podrían rejuvenecer la apariencia de sus pacientes.

"Aunque sea la confirmación de lo que siempre pensamos, es un hallazgo importante", dijo Sclafani, que no participó del estudio.

El procedimiento, que se conoce como rinoplastia, cuesta unos 4.000-5.000 dólares. Se levanta la piel de la nariz mediante unas pocas incisiones y se modifica la estructura del hueso y el cartílago nasal, mientras el paciente está bajo anestesia general.

Los riesgos incluyen infecciones, hemorragias y, claro, la posibilidad de que la nueva nariz no luzca exactamente como se había proyectado.

Los cirujanos plásticos coinciden en que el rejuvenecimiento no debería ser el motivo principal para entrar al quirófano. "No advertí un gran cambio en la edad aparente de mis pacientes después de las rinoplastias. La diferencia de 1,5 años sería difícil de detectar", comentó el doctor Marcus Moody, experto en cirugía reconstructiva y cosmética de la University of Arkansas for Medical Sciences.

Y agregó: "Las dos motivaciones principales para realizar una cirugía de nariz (en especial, la rinoplastia) deberían ser el deseo del pacientes de cambiar la apariencia de la nariz o mejorar la respiración nasal".

FUENTE: Archives of Facial Plastic Surgery, enero/febrero del 2012