Lunes, 23 de Enero de 2012

Pekín comienza a medir pequeñas partículas contaminantes

Reuters ·23/01/2012 - 12:56h

Por Lucy Hornby

Pekín comenzó el sábado a revelar la cantidad de pequeñas partículas contaminantes en el aire, en una maniobra que podría mejorar su divulgación pero alarma a un público casi resignado a una niebla que ahoga la capital.

La nueva medición de partículas de 2,5 micrómetros de diámetro o menos, también conocidas como PM2.5, se produce después del aumento de la preocupación sobre la calidad del aire en Pekín, una de las capitales con mayor contaminación del mundo, por parte de China y del extranjero.

"Así la gente puede tener una idea bastante completa de la calidad del aire de Pekín. El Centro Municipal de Control Ambiental de Pekín publicará cada hora datos de las partículas de 2,5 desde el 21 de enero", dijo el centro en su página web, www.bjmemc.com.cn.

El sábado, un día despejado que contrastaba con la niebla espesa de principios de semana, el Centro Ambiental de Pekín informó de entre 0,003 y 0.062 microgramos por metro cúbico de partículas PM2.5 en el aire, dijo Xinhua.

"Esto demuestra que el Gobierno está respondiendo a las preocupaciones populares sobre la contaminación del aire", afirmó Steven Adrews, consultor ambiental que ha estudiado la contaminación del aire de Pekín desde el 2006.

"Es un reconocimiento por parte del gobierno de que la forma en la que se supervisaba e informaba en el pasado no reflejaba la percepción de la gente sobre la seriedad del problema", dijo.

Los datos serán recogidos por una estación de monitoreo en la zona de Chegongzhuang en la segunda carretera de circunvalación, que rodea el centro de la ciudad, dijo la agencia de noticias Xinhua.

Expertos chinos habían criticado anteriormente lo "poco científico" que era tener un sólo punto de control en la azotea de la embajada estadounidense, que publicaba cara hora los datos de la calidad del aire a través de una muy seguida cuenta de Twitter.

China divulgaba anteriormente sólo la lectura de partículas contaminantes que eran de 10 micrómetros o mayores. Médicos advierten que las partículas flotantes PM2.5 pueden instalarse en los pulmones con más facilidad y causar problemas respiratorios y otras enfermedades.

A principios de semana, la embajada estadounidense calificó a la contaminación del aire en Pekín como peligrosa después de que su lectura de PM2.5 alcanzara su máximo en 500 microgramos por metro cúbico.

Una lectura de 250 o más durante 24 horas es peligrosa, según la Agencia de Protección Ambiental de Estados Unidos.

El ministro de Medio Ambiente Zhou Shengxian afirmó en diciembre que China comenzaría a recoger datos de PM2.5 a nivel nacional en 2016.