Lunes, 23 de Enero de 2012

Al Asad se aferra al poder pese a las peticiones de la Liga Árabe

La organización panárabe ha pedido a Siria que la autoridad sea traspasada al vicepresidente y que convoque elecciones presidenciales

PÚBLICO.ES / EFE ·23/01/2012 - 09:33h

- Suhaib Salem (REUTERS) - Manifestantes sirios piden la caída del régimen.

Bachar Al Asad no quiere dejar el poder y está dispuesto a seguir manteniéndolo con mano de hierro. Hoy el gobierno ha rechazado la petición de la Liga Árabe de que traspase la autoridad al vicepresidente y la ha calificado de "complot conspiratorio", según informa la agencia estatal de noticias Sana.

De esta forma, Damasco considera la resolución adoptada el domingo como "una violación de su soberanía nacional, una interferencia flagrante en sus asuntos internos y una infracción descarada de los estatutos de la Liga Árabe".

En la reunión de ayer en El Cairo, los ministros de Asuntos Exteriores de la organización panárabe acordaron instar a Al Asad a que transfiera sus poderes al vicepresidente y a formar un gobierno de unidad nacional en el plazo de dos meses para convocar elecciones presidenciales libres.

Por su parte, el régimen tiene otra postura y ha dichoque los ministros de la Liga Árabe deberían "asumir su responsabilidad para evitar que los grupos terroristas que asesinan a sirios inocentes y atacan edificios gubernamentales y las infraestructuras del Estado se financien y armen".

La misión de la Liga Árabe se extenderá un mes más para supervisar el fin de la violencia

Damasco cree que la iniciativa de la Liga Árabe para dar una solución al conflicto va en contra de los intereses de su pueblo y no evitará que el país "avance en sus reformas políticas, y traiga la seguridad y la estabilidad a su gente, que ha demostrado durante la crisis su apoyo a la unidad nacional".

La fuente no mencionó si Damasco dará su visto bueno a la extensión durante un mes de la misión de los observadores de la Liga Árabe, que tienen que supervisar sobre el terreno el cumplimiento de esa iniciativa, que estipula, entre otros, el fin de la violencia y la retirada de los elementos armados de las calles.

Los rebeldes se niegan a un pacto con Al Asad

El presidente del Consejo Nacional Sirio (CNS), la mayor organización opositora en el exilio, Burhan Galiun, se felicitaba ayer por el plan de la Liga Árabe para el conflicto, aunque matizó que no negociarán con el régimen hasta que Al Asad anuncie su marcha.

En una rueda de prensa en El Cairo, Galiun consideró que la hoja de ruta "muestra el gran impacto que ha tenido la lucha del pueblo sirio en la opinión pública árabe e internacional".

"Hoy ningún sirio podría negociar con el asesino de su pueblo, Al Asad ya está quemado", aseguró Galiun, quien agregó que su grupo requiere, antes de negociar, que haya garantías sobre el cumplimiento del protocolo suscrito entre Damasco y la Liga Árabe.

Nuevas sanciones de la UE

Los países de la Unión Europea (UE) han aprobado hoy nuevas sanciones al régimen sirio de Bachar al Asad por su represión de las protestas en el país y su negativa a abrir un proceso de reformas democráticas.

Los 27 han acordado bloquear los fondos de 8 nuevas entidades vinculadas al gobierno y de 22 personas -principalmente militares-, a quienes también se les prohibirá la entrada en territorio comunitario.

Las nuevas medidas han sido aprobadas como un punto sin debate al comienzo de la reunión de los ministros de Exteriores europeos que se celebra hoy en Bruselas.

Noticias Relacionadas