Domingo, 22 de Enero de 2012

El liderazgo del PSOE, en manos de un centenar de 'independientes'

Los equipos de Rubalcaba y Chacón se atribuyen una ventaja de entre 100 y 150 votos. Hoy comienza 'la caza' individual del delegado

GONZALO LÓPEZ ALBA ·22/01/2012 - 22:00h

Carme Chacón en Granada y Alfredo Pérez Rubalcaba en Santiago, ayer.-EFE

La batalla por el poder en el PSOE entra hoy en la fase más determinante para el resultado final: la caza y captura del voto de los 956 delegados, con nombres y apellidos, elegidos en los congresillos que concluyeron el domingo.

Los equipos de los dos aspirantes, Alfredo Pérez Rubalcaba y Carme Chacón, volvieron a atribuirse ayer el apoyo de la mayoría, incluso con ventajas más amplias que la víspera. Pero los cálculos más imparciales estiman que, aproximadamente, entre el 10% y el 15% de ese cuerpo electoral no se someterá a la disciplina de sus jefes territoriales.

Y puesto que la única conclusión objetiva del proceso que acabó ayer es que Rubalcaba y Chacón entran en la recta final emparejados y con opciones de triunfo, la capacidad para desequilibrar la balanza está en manos de esos 100-150 compromisarios independientes o no adscritos.

La adscripción de los delegados ha sido "más amarrada" por los dirigentes territoriales que cuando en 2000 fue elegido José Luis Rodríguez Zapatero, porque los barones están mucho más debilitados que entonces y han utilizado este proceso también para medir fuerzas y preparar el terreno con vistas a los posteriores congresos en los que se renovarán las direcciones regionales y provinciales.

Corriente de renovación

Pero hay también un número importante que han sido elegidos a lomos de la corriente de renovación que recorre el partido y que ha dejado fuera del congreso a dirigentes clásicos para dejar paso a una nueva hornada. Cabe pensar que los más jóvenes se inclinarán por Chacón, pero el equipo de Rubalcaba sostiene, por ejemplo, que tienen "el respaldo mayoritario" de las Juventudes, que tienen 20 votos.

El listón de los 500

La coincidencia entre los recuentos difundidos por las dos candidaturas se limita prácticamente a la letra: las dos se atribuyen una ventaja de entre 100 y 150 delegados, con un apoyo superior a los 500.

Lo datos difieren en Andalucía, Galicia, Extremadura y Castilla-La Mancha

En concreto, el equipo del exvicepresidente del Gobierno se atribuye el apoyo de entre 520 y 540 delegados, con una ventaja de entre 130 y 150. Tendrían, según sus datos, el "respaldo mayoritario" en "al menos" 12 federaciones: Andalucía, Euskadi, Castilla y León, Castilla-La Mancha, Asturias, Aragón, Balears, Murcia, Canarias, Extremadura y Cantabria, así como entre los militantes en el exterior (14 delegados). Además, sostiene que Chacón "no tiene la mayoría" en Madrid.

El equipo de Chacón cifra su ventaja en 130-140 delegados, prácticamente la misma que dicen tener los partidarios de Rubalcaba, "rozando" los 500 delegados a su favor frente a 360 y etiquetando como "indecisos" a 108. Según su versión, se habría consolidado su ventaja en las seis principales federaciones: Andalucía, Catalunya, País Valencià, Madrid, Castilla-La Mancha y Galicia. Y, además, habrían obtenido un apoyo "muy por encima del esperado" en territorios que se presumían volcados hacia Rubalcaba, como Cantabria su tierranatal, donde la lista encabezada por la secretaria regional, Dolores Gorostiaga, sólo logró ventaja de un delegado: 9 a 8. También subrayan que, tras el minicongreso que ayer se celebró en Málaga, donde los partidarios de José Antonio Griñán obtuvieron 22 de los 32 delegados en liza, se afianza su ventaja en Andalucía.

Rubalcaba sólo gana por un delegado en Cantabria, su tierra natal

No es Andalucía el único territorio donde las dos candidaturas se reivindican mayoritarias. También lo hacen en los dos comunidades donde el proceso se celebró o concluyó ayer: Castilla-La Mancha y Extremadura. En la primera, el secretario general, José María Barreda, se ha decantado por Chacón, pero José Bono ha movido cuanto ha podido a favor de Rubalcaba, a quien se presume el apoyo de los secretarios provinciales de Toledo, Emiliano García-Page, y de Albacete, Francisco Pardo. Con esta división de fuerzas, fuentes ajenas a las candidaturas hablan de empate.

La lista de Gómez en Madrid incluye a delegados poco proclives a Chacón

Esa podría ser también la situación en Extremadura, donde asimismo las dos candidaturas se proclaman victoriosas. Sin embargo, aquí ninguna de las listas presentadas cuestiona la autoridad del secretario regional, Guillermo Fernández Vara, quien inicialmente explicitó sus simpatías por Rubalcaba, pero ahora remite su posición a un debate colectivo con los delegados, cuya conclusión podría posponerse hasta el mismo congreso. Fuentes del PSOE extremeño reconocen que de sus 49 delegados hay 39 que no saben "con qué candidato puede estar". Fernández Vara otorga especial importancia a "los equipos", es decir, a la composición de la Ejecutiva que cada candidato tenga en la cabeza, algo que no se resolverá hasta que haya sido elegido el secretario regional, pero de lo que también se habla y prenegocia antes.

En Galicia, los partidarios de Chacón mantenían ayer que han obtenido la mayoría, pero los de Rubalcaba aseguran que los chaconistas no tienen más allá de 17 de los 54 delegados. Y en Madrid, los rubalcabistas destacan que la presencia en la lista de Tomás Gómez de personas como Gregorio Peces-Barba y Matilde Fernández impide hablar de mayoría a favor de Chacón.

Dos excepciones a la regla

Dos excepciones notables a la guerra de cifras son Catalunyay País Valencià. En la primera, ambas partes coinciden en que Rubalcaba obtendrá como mucho una decena de votos entre los 101 delegados y en la segunda, los rubalcabistas reconocen el triunfo de los partidarios de Chacón, aunque por menos diferencia de la que estos se atribuyen. El vicesecretario general, José Blanco, desmintió ayer que haya tenido "cualquier intervención en la elección de los delegados, en el País Valencià o en cualquier otro sitio".

Noticias Relacionadas