Sábado, 21 de Enero de 2012

Bancos y cajas siguen sin convenio en un momento clave para el sector

EFE ·21/01/2012 - 14:51h

EFE - Vista de la fachada del Banco de España. EFE/Archivo

Los convenios de bancos y cajas de ahorros siguen estancados en un momento clave para el sector, que conocerá en los próximos días las nuevas medidas de saneamiento que prevé aprobar el Ejecutivo y que conllevarán nuevas uniones y por lo tanto, reducciones de plantilla.

En concreto, el pasado jueves, Comfia-CCOO y UGT anunciaban que suspendían temporalmente la negociación del convenio de banca a la espera de que la patronal estudiase las propuestas que le habían trasladado y que exigen la retirada de los recortes de derechos.

Dichos recortes, según los sindicatos, son la eliminación de los ascensos por antigüedad, la supresión de los trienios de antigüedad y jefatura o la congelación e incluso supresión de las pagas de beneficios.

Solo si se retiran estos recortes se plantean "seguir hablando", según UGT, quien incluso -tras la retirada de dichos aspectos-, podría negociar una posible moderación salarial.

Aunque "siempre condicionada a un acuerdo que marque cómo deben ser los protocolos de empleo" ante los posibles ajustes de plantilla derivados de la reestructuración.

Por su parte, Comfia-CCOO también anunciaba la suspensión de las reuniones y emplazaba de nuevo a la patronal una vez "hubiera algún cambio de posturas".

Para Comfia-CCOO, la prioridad en la negociación es el empleo y que este quede garantizado en los procesos de reordenación, "ofreciendo a la plantilla salidas voluntarias y no traumáticas, de forma negociada con los sindicatos".

En cuanto al convenio de las cajas, tanto UGT como Comfia-CCOO han hecho público un comunicado conjunto en sus páginas web, en el que explican que tras un año de bloqueo, han optado "por agotar la vía de la negociación manteniendo desde diciembre contactos informales con la patronal".

Según han añadido, dichos contactos "informales" han servido para definir un posible marco de convenio que habrá que consolidar en la Mesa Oficial.

Al respecto, han recordado que en noviembre, la patronal planteaba la congelación salarial total durante los cuatro años de convenio, además del no devengo de trienios ni ascensos por antigüedad.

Ante esas pretensiones, han añadido, se optó por diseñar una estrategia escalonada de movilizaciones pero, previamente, agotando todas las posibilidades de negociación mediante contactos no oficiales con la patronal que se han producido en diciembre y enero, y que han servido para definir un posible marco de convenio.

Dicho marco engloba la apuesta de las partes por la existencia del convenio de cajas como un marco regulatorio de las condiciones laborales de 120.000 personas que han pasado a trabajar en bancos -salvo escasas excepciones- tras la reconversión de estas entidades.

El objetivo, dicen, es evitar que cada entidad aplique o no el convenio ya vencido, el de banca o negociar uno propio.

Así, el marco de acuerdo incluiría una moderación salarial en 2011 y 2012, "pero reanudando en 2013 y 2014 el camino hacia aplicaciones salariales acordes con la recuperación económica y en el marco de cada entidad".

Los sindicatos han planteado a la patronal una Mesa oficial para estudiar este posible marco de convenio en forma de preacuerdo antes del 15 de febrero, fecha que el Gobierno se ha fijado para hacer público la "hoja de ruta" del sector.