Sábado, 21 de Enero de 2012

El abogado de Clinton en el caso Lewinsky defenderá a Megaupload

La Policía neozelandesa ha concluido el registro de la mansión del fundador del servicio de descargas

EFE ·21/01/2012 - 10:03h

Una fotografía de archivo de 2003 que muestra Kim Smith.-MATTHIAS SCHRADER/EFE

El fundador de Megaupload, Kim Schmitz, detenido en Nueva Zelanda por las autoridades de Estados Unidos tras el cierre del servidor de descargas, será defendido por el abogado del expresidente estadounidense Bill Clinton en el caso Lewinsky, Robert Bennett, ha informado la prensa neozelandesa.

También organizará la defensa de los otros tres directivos de Megaupload, que comparecerán el próximo lunes junto a Schmitz ante un tribunal de la ciudad de Auckland, donde se fallará la petición de libertad bajo fianza. Tras su detención, el tribunal decretó prisión preventiva para los cuatro directivos de la empresa.

En el caso de que la Justicia de Nueva Zelanda conceda la extradición, Schmitz y los otros tres detenidos afrontarán en Estados Unidos cargos por los delitos de crimen organizado, blanqueo de dinero y de violación de la ley de derechos de propiedad intelectual internacional.

La Policía neozelandesa, asistida por varios agentes del FBI estadouniense, ha concluido el registro de la mansión de Schmitz, ubicada en Coatesille, donde confiscó varios coches de lujos y obras de arte por valor de más de 6 millones de dólares (4,5 millones de euros), así como numerosos documentos y ordenadores, ha indicado el inspector jefe a cargo de la delincuencia financiera, Grant Wormald, que ha comunicado que la colaboración entre las autoridades de ambos países continuará durante al menos dos semanas para completar la documentación requerida en los trámites de extradición.

Nueva Zelanda no prevé presentar acusaciones formales contra Megaupload

Las autoridades de Estados Unidos cerraron el portal de descargas Megaupload al considerar que forma parte de "una organización delictiva responsable de una gran red de piratería informática mundial", que ha causado más de 500 millones de dólares (unos 386 millones de euros) en perdidas al transgredir los derechos de autor de otras compañías.

Consideran que por medio del portal Megaupload, con unos 150 millones de usuarios registrados que han perdido el acceso a sus archivos en la nube, y de otras páginas asociadas, ingresaron de manera ilícita unos 175 millones de dólares (unos 135 millones de euros). Nueva Zelanda no tiene previsto presentar acusaciones formales contra Megaupload aunque ha admitido que la empresa también ha infringido las leyes sobre propiedad intelectual de este país.

Noticias Relacionadas