Jueves, 4 de Octubre de 2007

El patrimonio cultural de la capital, en vías de extinción

Marta Hualde ·04/10/2007 - 22:26h

Ángel Navarrete - El cine Avenida, cerrado en junio.

Premonición es una de las últimas películas que proyectó el mítico cine Avenida de Madrid. Parece que auguraba lo que se le venía encima: su cierre inmediato. Construido en la céntrica calle de Gran Vía en 1926, echó el cierre en junio. "Cine Avenida. Cerrado por Cambio de Negocio. La Dirección", se lee en la entrada. Allí habrá un centro comercial.
Los ciudadanos lo echan de menos. Antonio es limpiabotas y trabaja a su puerta desde hace 15 años. "Me parece mal pero el dueño manda", dice.

Es culpa de una modificación del Plan General de Ordenación Urbana que el alcalde, Alberto Ruiz-Gallardón, realizó en 2005. Autorizó a los propietarios de cines y teatros a cambiar el uso de sus locales. Tiendas, restaurantes, pisos u oficinas pueden erigirse en su lugar. Y se lo han tomado al pie de la letra. En 10 años han desaparecido 41 establecimientos culturales en Madrid.

Siete plataformas cívicas se concentraron ayer ante el Ministerio de Cultura para pedir protección para el patrimonio cultural. Entre ellas, la federación de vecinos, la Plataforma de Ayuda al Teatro Albéniz, o Salvemos los Cines y Teatros. En abril, en la campaña, Gallardón aseguró que compraría un cine. Pero la primera medida tomada al respecto ha sido cambiar la licencia de uso del cine Azul como restaurante.

IU reclamó que se recuperen espacios públicos culturales. Mientras, el PSOE pide que el Ayuntamiento los compre como centros municipales. Juan Antonio Torres, de 40 años, se lamentaba ayer del cierre de cines históricos. "Es una pérdida de identidad, esencia e idiosincrasia. Están dejando a Madrid como una ciudad sin carácter".

17 cines en los últimos cuatro años

Un total de 36 salas cinematográficas han sido clausuradas en una década.

Barrios como Carabanchel o Vallecas no tienen ningún cine cerca.

Tres teatros han echado la llave a sus puertas y dos han reconvertido su uso .

Siete cines se han transformado en teatros.