Sábado, 21 de Enero de 2012

"¿Yo parecido a Xavi? ¿Quién ha sido el que lo ha dicho?"

Hay futbolistas que han nacido para llevar el 10 en la camiseta. Es el caso de Beñat

A. CABELLO ·21/01/2012 - 08:00h

A. CABELLO - Beñat celebra un gol ante el Zaragoza en el Benito Villamarín. afp

Hay futbolistas que han nacido para llevar el 10 en la camiseta y este es el caso de Beñat (Igorre, 1987). Un tipo que consume los partidos con la cucharilla del postre, a bocados pequeños. Conquistó ese dorsal en la primera plantilla del Betis justo hace ahora un año, cuando Pepe Mel le armó caballero de su centro del campo. Le han llamado el termómetro del equipo, la batuta; lo asume todo con naturalidad. Lo que le pone los pelos de punta es que haya quien encuentre cierta similitud entre su juego y el de Xavi Hernández.

¿No se le hace larga la semana previa a partidos como el derbi?

Hay mucho jaleo, la verdad. Creo que después de esta entrevista me toca atender a otro periódico más y a una televisión.

¿Lleva bien lo de confesarse delante de una grabadora?

Bueno, es algo que va en el sueldo. Lo que pasa es que yo después no leo casi nada de lo que se escribe sobre mí. Y menos antes de partidos como estos. Se habla mucho, hay mucha presión.

¿Ha soportado mucha guasa de los sevillistas?

Pues la verdad es que muy poca. Yo es que tampoco salgo mucho de casa. Yo me concentro en mi trabajo y punto.

¿Qué le han contado sobre los Betis-Sevilla?

No hay muchos jugadores en el vestuario que hayan jugado antes un derbi, pero hay otras personas dentro del club que sí los han vivido y alguna cosa sí que te cuentan. Uno siempre trata de imaginarse cómo será, pero luego siempre te supera. Es lo que creías, pero multiplicado por tres o cuatro.

"Cuando pienso qué hace Xavi mal en el campo nunca me sale nada"

¿Qué hace un chico de Lezama en un sitio como este?

Me tuvo que ir de allí. Llegué a debutar en Primera División hace cinco años con Sarriugarte en el banquillo. Tenía 19 años. Iba del primer equipo al filial sin llegar a consolidarme.

Lo mismo por aquel entonces su estilo no era el más apropiado para el Athletic.

No lo creo. ¿Cuál es mi estilo?

Dígalo usted.

Es que a mí no me gusta definirme. Vale, digamos trabajador.

¿Se considera un futbolista trabajador?

Sí. A ver, yo creo que se puede ser un futbolista trabajador y tener la pelota. No creo que sean cosas incompatibles para un jugador de fútbol.

Lo mismo si hubiera coincidido con Caparrós...

Pues quién sabe. Cuando él llegó yo me fui cedido al Conquense y luego ya me hicieron la oferta los directivos del Betis. Para gustos, los colores. Lo mismo hubiera pasado lo mismo.

Alguna que otra crónica ha visto algo de Xavi Hernández en su juego.

¿De Xavi? Joder, ¿y quién ha sido? Me parece todo un halago que alguien me compare con uno de los centrocampistas más importantes que hay en el mundo.

¿Se fija en él?

Hombre, como para no fijarse. A veces habría que preguntarse qué es lo que hace Xavi mal en el campo. Yo lo pienso y la verdad es que no me sale nada. Si hasta mete goles y todo ya el tío. Para todos los que jugamos en su posición es todo un ejemplo.

Se cuenta de usted que sus padres le prohibieron jugar un Europeo con la selección sub 16 porque había suspendido el curso.

A ver, eso hay que explicarlo. Fue una decisión que en ese momento tomamos los tres:mis padres y yo.

"Trato de imaginar el derbi, pero luego la realidad siempre te supera"

¿En qué basaron esa decisión?

Yo en aquel momento no tenía muy claro que mi carrera como futbolista iba a ser larga y si iba a poder vivir del fútbol. No podía sacrificar los estudios así como así y opté por eso.

¿Qué curso fue?

Cuarto de ESO, antes de entrar en Bachillerato. Fue muy duro, lo pasé fatal durante esos meses, pero por fortuna ahora todo ha cambiado.

¿Y ahora sigue estudiando?

Pues la verdad es que lo dejé en Segundo de Bachillerato hace tres años. Me gustaría retomarlos.

Entonces ahora sí que ve que su carrera como futbolista se ha consolidado.

Lo he pasado mal. Fue muy duro tener que irme lejos de casa para jugar en el Conquense. Aceptar la oferta que me hizo el Betis fue una de las mejores decisiones que he tomado en vida. Estoy muy a gusto en esta ciudad y el club me trata genial.