Viernes, 20 de Enero de 2012

Las videoconsultas con dermatólogos mejoran el tratamiento: estudio

Reuters ·20/01/2012 - 18:41h

Por Genevra Pittman

En un ensayo realizado en California, casi todos los pacientes controlados por un médico de atención primaria recibieron un nuevo diagnóstico o tratamiento luego de realizar una videoconsulta con un dermatólogo.

Esto, para los expertos, es una prueba más de que la videoconferencia con un médico de piel ayudaría a las personas que viven en zonas alejadas, donde no suele haber especialistas, o que tienen que esperar mucho tiempo para realizar una consulta con un dermatólogo.

"Es evidente el valor del acceso oportuno a la atención dermatológica especializada para que los pacientes no reciban un diagnóstico equivocado o un tratamiento con un conjunto de fármacos inútiles y costosos", opinó la doctora Karen Edison, dermatóloga de la University of Missouri, especializada en telemedicina, pero que no participó del estudio.

Las Fuerzas Armadas utilizan la teledermatología para atender a los soldados en el exterior.

"A los pacientes les gusta la teledermatología porque pueden ver al médico, conversar con él u obtener respuestas", aseguró la coautora, doctora April Armstrong, de la Facultad de Medicina Davis de la University of California, en Sacramento.

Armstrong explicó que una videoconsulta promedio dura unos 15 minutos; el dermatólogo está en un extremo y el paciente con el médico clínico, en el otro.

El consultorio del médico que deriva la consulta debe estar provisto de una cámara de alta resolución para videoconferencias, así el dermatólogo puede obtener una imagen detallada de las lesiones cutáneas de los pacientes.

El equipo de Armstrong reunió las historias clínicas de 1.500 pacientes a los que un dermatólogo había evaluado con esta tecnología entre el 2003 y el 2005 en su universidad.

Las videoconsultas modificaron el diagnóstico clínico inicial en el 70 por ciento de los casos. Esos cambios incluyeron nuevos diagnósticos de psoriasis o eccema en lugar de infecciones cutáneas o lesiones cancerosas.

Es más, en la mayoría de las videoconsultas se resolvió iniciar o suspender cierto fármaco o modificar las dosis o la administración.

El equipo detectó un cambio del manejo de la enfermedad de los pacientes después del 98 por ciento de las videoconsultas, según publica Archives of Dermatology.

En otro grupo de 313 pacientes, que habían realizado múltiples consultas de teledermatología en un solo año, el equipo de Armstrong observó que con cada videoconferencia de seguimiento, los pacientes manifestaban dos veces más conformidad con la curación de su enfermedad.

"La mayoría diría que el examen presencial es mejor que cualquier sesión de teledermatología", dijo la doctora Erin Warshaw, jefa de dermatología del Sistema de Atención de la Salud de Asuntos del Veterano, en Minneapolis, y que no participó del estudio.

La investigación no aporta una respuesta definitiva a eso, según indicó Warshaw a Reuters Health, porque no incluyó un "grupo de control" de pacientes tratados solamente en atención primaria y sin acceso a las consultas de teledermatología.

FUENTE: Archives of Dermatology, online 16 de enero del 2012