Viernes, 20 de Enero de 2012

A los niños les va bien con dos implantes cocleares: estudio

Reuters ·20/01/2012 - 18:28h

Por Genevra Pittman

Un estudio realizado en Holanda confirma que los niños sordos con implante coclear mejoran en las evaluaciones del lenguaje, la audición y la calidad de vida asociada luego de que se les coloca un segundo implante en el otro oído.

Y el nivel de mejoría no depende de la edad al momento del segundo implante, según afirman los autores en Archives of Otolaryngology-Head & Neck Surgery.

Una mejor calidad de vida después del segundo implante "no sorprende", dijo Betty Loy, experta en sordera e implantes cocleares del Centro Médico Southwestern de la University of Texas, en Estados Unidos.

"Es de esperar que todo mejore con el tiempo mientras el cerebro se acomoda a ese segundo dispositivo. El niño irá mejorando cada vez más en todas las tareas que la audición bilateral le permite", agregó Loy, que no participó del estudio.

Los implantes cocleares transmiten el sonido directamente al nervio auditivo. Para colocarlo, hay que realizar una cirugía en el oído. El costo del procedimiento y el seguimiento superan los 50.000 dólares. También puede tener complicaciones, como infecciones o fallas del dispositivo, pero son bastante raras.

En el estudio, los autores siguieron a 30 niños a los que se les colocó un segundo implante en el Centro Médico Nijmegen de la Universidad de Radboud, en Holanda.

El equipo de Marloes Sparreboom les realizó a los padres cuestionarios generales y específicos sobre la audición para conocer la calidad de vida de sus hijos antes de la segunda cirugía.

Los padres respondieron un segundo cuestionario a uno y dos años de la intervención. Los niños tenían alrededor de 5 años cuando se les colocó el segundo implante.

El estado de salud y la calidad de vida general de los pacientes no variaron con los dos implantes, pero sí escuchaban mejor cuando otra persona hablaba en un ambiente ruidoso. También aumentó su calidad de vida asociada con la audición y el habla.

Por ejemplo, según la Escala de Lenguaje, Percepción Espacial y Calidad Auditiva de 0 a 1, los niños obtuvieron un resultado promedio de 0,48 antes del segundo implante, de 0,60 al año del segundo implante y de 0,62 a los dos años.

Los participantes tenían como máximo 8,5 años cuando se les implantó el segundo dispositivo y la edad no pareció influir en la evolución después de la intervención.

Un grupo de control con un solo implante mantuvo la misma calidad de vida asociada con la audición en un año.

"Los resultados revelarían que el segundo implante influye en (la calidad de vida asociada con) la audición y no sólo en la maduración", indicó Sparreboom a Reuters Health.

FUENTE: Archives of Otolaryngology-Head & Neck Surgery, online 16 de enero del 2012